Banco Santander
Sucursal del banco Santander. EUROPA PRESS

El banco Santander ha cambiado de nuevo las condiciones de su cuenta 1|2|3, en la que ha rebajado desde 6.000 a 1.000 euros el límite máximo de saldo remunerado, a la vez que ha mejorado su oferta hipotecaria a tipo variable, debido al entorno de tipos de interés negativos.

En el entorno de tipos de interés en negativo desde hace más de 24 meses, ha adaptado las condiciones de su Cuenta 1|2|3 a las condiciones del mercado, lo que supone mantener la remuneración del 3% y la bonificación de recibos (hasta 110 euros mensuales) pero con una rebaja del límite máximo del saldo remunerado de la cuenta de 6.000 euros a 1.000 euros.

La Cuenta 1|2|3 fue lanzada en mayo de 2015 como un "giro a su política comercial" y "la palanca clave de una estrategia pensada para liderar la nueva forma de hacer banca", según informó el propio banco. En sus inicios, el límite máximo de saldo remunerado era de 15.000 euros y se remuneraba en tramos que iban del 3% al 1%. Cuando el saldo sobrepasa el límite, deja de existir esa remuneración ofertada.

En marzo de 2017 llegó el primer cambio, cuando estableció un mínimo de transacciones trimestrales a realizar con las tarjetas de débito y crédito, por las que pasó a cobrar un mantenimiento de 3 euros mensuales.

Después, en diciembre de ese año, rebajó por primera vez el límite máximo remunerado, que pasó de 15.000 a 10.000 euros. Se mantenían los tramos de remuneración: 3% para saldos de entre 3.000 y 15.000 euros; 2% para 2.000 a 3.000 euros y 1% entre 1.000 y 2.000 euros.

El pasado 27 de abril el banco volvió a bajar el límite máximo de saldo remunerado de esta cuenta desde 10.000 euros a 6.000 euros, aludiendo al entorno de tipos de interés.

Ahora rebaja el límite máximo a mil euros y desaparecen los tramos, habiendo una única remuneración del 3%. Ello representaría menos de 3 euros al mes. Y hay que tomar en cuenta la comisión de 3 euros al mes por todas las tarjetas, y que el usuario debe hacer uso obligatoriamente de una tarjeta de crédito, según las condiciones del producto.  

Las nuevas condiciones se aplicarán a partir del 10 de diciembre y se reflejarán, por primera vez, en la liquidación de enero de 2019.

Recibos y efectivo

Por otra parte, los titulares de la cuenta continuarán beneficiándose de la devolución de efectivo de entre el 1% y el 3% del importe de los recibos de gastos del hogar (agua, luz, teléfono), seguros, gastos de educación (colegios, guarderías, universidades), ONGs y gastos en impuestos locales y seguros sociales.

Además, tendrán los beneficios de las tarjetas 1|2|3, como la retirada de efectivo gratuito con su tarjeta de débito en los cajeros en España de la red Santander y Popular, los de Santander en el mundo, las transferencias e ingreso de cheques sin comisiones en oficinas y resto de canales y bonificaciones del 1% en supermercados, del 2% en gasolina y del 3% en las compras que se realicen con la tarjeta Mi Otra 1,2,3 en comercios online y pago móvil.

Hipotecas

En cuanto a hipotecas, el banco ha comunicado que ofrecerá hasta un diferencial del 0,79% sobre Euríbor a tipo variable para operaciones que financien por debajo del 60% del valor de la vivienda, con lo que busca dar "un impulso al mercado".

El banco ofrecerá estos precios tanto en la red Santander como en Popular y se propone ajustar la oferta hipotecaria al perfil de riesgo de cada cliente y de cada operación con el fin de responder a la demanda hipotecaria con la oferta más competitiva del mercado.