La Diputación de Málaga apuesta por el respeto y el juego limpio en el deporte

  • La Diputación de Málaga apuesta por el respeto y el juego limpio en el deporte a través de la campaña 'Quiero jugar sin insultos', una iniciativa que pusieron en marcha la Delegación Malagueña de la Federación Andaluza de Balonmano y el Comité Técnico Arbitral de Málaga en colaboración con el ente provincial y que este jueves se ha renovado por tercer año.
Respeto deporte
Respeto deporte
DIPUTACIÓN

El diputado de Deportes, Juventud y Educación, Cristóbal Ortega, y el delegado en Málaga de la FABM, Raúl Romero, han explicado que el objetivo de la campaña es educar a través del deporte, hacer partícipes de la competición a los familiares y erradicar cualquier tipo de violencia verbal de los terrenos de juego de balonmano base.

Desde que la campaña se puso en marcha hace tres años, la concienciación entre jugadores, entrenadores y familiares ha ido creciendo hasta alcanzar unas cotas de aceptación muy destacadas, han asegurado los responsables.

A través de la campaña se han puesto en marcha actuaciones como la inserción del lema 'Respeta' en los uniformes de los colegiados y la utilización de la 'tarjeta negra', que no es un elemento sancionador -ya que no figura en el reglamento de balonmano-, pero sí visualizador de que existe una situación inadmisible dentro del deporte.

Además, se promueven charlas con familiares y seguidores aprovechando las concentraciones de la Liga Benjamín, que también patrocina la Diputación, y se elabora una clasificación para entregar los trofeos 'Juego limpio' y 'Afición 10', unos galardones que premian las actitudes positivas de equipos y aficionados, respectivamente. Los reconocimientos se entregarán en la Gala del Balonmano Malagueño a la conclusión de la temporada.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento