"No estamos por subir los impuestos", ha señalado a los periodistas a la salida de la reunión con el Grupo Parlamentario Nacionalista dentro de la ronda de contactos para elaborar las cuentas del próximo años.

La consejera ha señalado que entre todos los grupos de la Cámara hay una coincidencia por reforzar los servicios públicos tras la "larga crisis" que ha vivido el archipiélago pero hay diferencias en materia fiscal que acercan al Ejecutivo al acuerdo con el PP.

No obstante, ha dicho que aún no se ha evaluado el impacto del paquete fiscal planteado por los populares y que el diálogo sigue abierto con todos los grupos, recordando que el año pasado se incorporaron al presupuesto propuestas de grupos que finalmente no apoyaron el proyecto de ley.

El portavoz del Grupo Nacionalista, José Miguel Ruano, ha comentado que su grupo va a trabajar en la Cámara para lograr un acuerdo con el resto de los grupos bajo la premisa de que hay que "potenciar" los servicios públicos, destacando que se dan las "condiciones políticas" para el diálogo a lo largo de todo el mes.

Además, ha dicho que tras un "ciclo horrible" que se inició en 2009 y afectó a todos los canarios, el Gobierno "ha ido recuperando el paso" en esta Legislatura, destacando como primer hito la desvinculación del REF de la financiación autonómica, lo que ha otorgado a la Comunidad Autónoma "ingresos muy importantes".

AÚN NO HAY REUNIÓN CON PODEMOS

Sobre si la bajada de impuestos que defiende el Ejecutivo es compatible con mejorar los servicios públicos, Ruano ha dicho que mejorar la disponibilidad de renta entre las familias puede impulsar el consumo y mejorar incluso la recaudación, a falta de lo que pueda suceder con el gasto del superávit y la regla de gasto.

Dávila ha señalado también que siguen sin fijar fecha con Podemos para hacer la última reunión de la ronda de negociaciones del presupuesto y en caso de no producirse, recibirán sus propuestas por escrito para ser analizadas.