Ingrid García-Jonsson y Javier Gutiérrez, en 'El hormiguero'.
Ingrid García-Jonsson y Javier Gutiérrez, en 'El hormiguero'. ANTENA 3

Dicen que el pasado siempre vuelve. Y eso es lo que le pasó a Ingrid García-Jonsson en su visita de este miércoles a El hormiguero. Pablo Motos no dudó en recordar la anterior entrevista en el programa de la actriz hispano sueca, en la que se emborrachó "por los tequilas que me dieron". "Sé que la televisión va muy rápido y recuerdo poco del momento, pero en mi defensa diré que tampoco estaba pasando por mi mejor momento mental. Después de esto no sé dónde va a quedar mi reputación", comentaba la joven. "En tu anterior visita estabas nerviosa y te pusiste adobada con el tequila", le dijo Motos.

García-Jonsson y Javier Gutiérrez visitaron el plató del programa de Antena 3 para presentar la película de animación a la que prestan sus voces, Smallfoot, que se estrena este viernes, pero la actriz se convirtió en la protagonista absoluta de la entrevista al reconocer que en su anterior entrevista en El hormiguero "iba tan borracha que no me acuerdo mucho. Hoy estoy mucho más relajada".

Tanto que no dudó en hablar de algunos de sus traumas como llorar en los aeropuertos por que le dan pena las despedidas o sentir presencias extrañas a los pies de su cama muchas noches. Justo cuando hablaba de ese tema, una de las hormigas se rió, e Ingrid le contestó muy secamente: "¿Eres experto en estudiar cómo duerme la gente por la noche para hablar con tanta propiedad y devaluar mi opinión?". Enseguida la hormiga se escondió bajo la mesa y no hizo ningún comentario más.

Por último, Pablo Motos desveló otro de los secretos de la actriz, que lee las cartas del tarot. Aunque reconoció que "antes me inventaba lo que leía, así que decidí estudiarlas para leerlas de verdad", García-Jonsson no dudó en conjeturar sobre el futuro del presentador, al que dijo que "tendría fortuna en el trabajo aunque se llevaría algún palo".