Maternidad y embarazo
Una mujer embarazada y su pareja, en una imagen de archivo. GTRES

El Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) ha dejado de retener desde el pasado lunes el IRPF a las prestaciones por maternidad, tras la exención establecida por el Tribunal Supremo, por lo que está aplicando el cambio de forma manual en las prestaciones ya reconocidas, si bien el cambio de criterio se reflejará en el proceso automatizado en unas tres semanas.

Así lo han confirmado a Europa Press en fuentes del Ministerio de Trabajo, que explicaron que desde el pasado lunes no se retiene el IRPF en aplicación de la sentencia del Tribunal Supremo, por lo que las prestaciones ya reconocidas mostrarán la exención desde el lunes, al tiempo que las nuevas que se van generando ya están exentas de dicho gravamen.

No obstante, el cambio de criterio establecido por el Supremo sobre la retención de IRPF en las prestaciones por maternidad no se reflejará hasta dentro de tres semanas, el tiempo en el que desde la Seguridad Social estiman que podrán tener automatizado el proceso.

Sin paralizar "nada"

Mientras tanto, la Seguridad Social está tramitando solicitudes y prestaciones de manera individual y manual, sin haber paralizado "nada", según apuntaron las mismas fuentes.

El secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado, informó este martes de que el INSS la Seguridad Social (INSS) había paralizado durante 15 días el pago de las prestaciones por maternidad y paternidad para que su aplicación informática deje de retener el IRPF tras la sentencia del Tribunal Supremo.

Además, se solicitó una aclaración al Tribunal Supremo respecto a la posible exención del IRPF también en las prestaciones por paternidad, en las que también se ha dejado de retener el gravamen.

El Tribunal Supremo determinó en una sentencia hecha pública el pasado viernes que las prestaciones públicas por maternidad de la Seguridad Social, que perciben las mujeres trabajadoras durante la baja de 16 semanas tras el nacimiento de un hijo, están exentas del IRPF, en contra del criterio que hasta ahora ha mantenido la Agencia Tributaria.