Barrio del Aeropuerto
El Barrio del Aeropuerto es una de los barrios vulnerables cuyas viviendas pueden optar a la rehabilitación.  JORGE PARÍS

Los vecinos que soliciten al Ayuntamiento de Madrid ayudas para reformar sus casas ya no tendrán que adelantar dinero para las obras. El Consistorio ha decidido abonar por anticipado la totalidad del importe en el momento en el que el beneficiario de la subvención comunique la concesión de la licencia. Se trata de la principal novedad de la tercera convocatoria del Plan MAD-RE (Madrid Regenera), el proyecto municipal destinado a subvencionar mejoras relacionadas con la accesibilidad, la eficiencia energética y conservación en edificios de viviendas. La Junta de Gobierno municipal autorizará este jueves un gasto de 50 millones de euros para financiar la convocatoria de 2018.

«Esta medida mejora notablemente la posibilidad de que muchos vecinos puedan realizar obras en sus comunidades, ya que no tendrían que adelantar dinero, ni pedir créditos, que en muchos casos no consiguen. Esta decisión facilitará también que los bancos financien la parte pequeña de presupuesto que no cubran las ayudas», señalan desde el Área de Desarrollo Urbano Sostenible, impulsora del proyecto.

Otra importantes novedad es la apertura de una nueva línea de ayuda enfocada a la eliminación del amianto de los edificios de vecinos. Aunque no existe ningún censo oficial, algunas estimaciones vecinales señalan que en la ciudad habría aún unas 3.700 casas donde aún hay presencia de este material altamente tóxico prohibido en España desde 2001. El amianto se usaba en las cubiertas de los tejados, en los antiguos depósitos de agua y como elemento aislante en diferentes conductos (salida de humos, desagües...), entre otros. La mayoría de estas viviendas con amianto se concentran en los barrios de Orcasitas (Usera), San Pascual (Ciudad Lineal) y Fuencarral (Fuencarral).

El plan, que se centra fundamentalmente en más de un centenar de áreas vulnerables de la capital (denominadas APIRU), donde vive el 43% de la población de la ciudad, beneficiará a unas 15.000 viviendas en esta convocatoria, según cálculos municipales. En estas zonas, para poder optar a la subvención el edificio tendrá que tener una antigüedad de al menos 25 años y el 70% de su superficie construida destinada a uso residencial.

En el caso de las ayudas destinadas a realizar mejoras de accesibilidad en edificios que carecen de ascensor o de rampas, el importe subvencionable es de un 70% del total, con un máximo de 10.000 euros por vivienda. Para la retirada de amianto la ayuda también alcanzará el 70% del total con un máximo de 5.000 euros por casa. Las actuaciones de eficiencia energética están subvencionadas al 60%, con un máximo de 8.000 euros por vivienda. Para la conservación y rehabilitación, la cuantía oscila entre los 40.000 y los 10.000, dependiendo del número de viviendas del edificio.

Las ayudas también pueden solicitarlas los vecinos cuyas viviendas no se encuentren en las zonas más vulnerables (hay más de 2.757 edificios que reúnen las condiciones para optar a las ayudas). En esta caso, las subvenciones que se les otorgarán son las destinadas a la mejora de la accesibilidad y la eliminación de amianto. Para la instalación de ascensores se otorgará una ayuda del 70% (con un máximo de 10.000 euros por vivienda) mientras que para la retirada del amianto se subvencionará con un 35% del total (máximo de 5.000 euros por casa). esde su puesta en marcha en 2016, el Plan MAD-RE ha concedido 73,7 millones en ayudas y se han realizado obras de mejora en casi 24.000 pisos.

¿Dónde puedo informarme?

Los ciudadanos interesados en realizar consultas sobre estas ayudas pueden informarse en la web municipal (madrid.es), mediante mail (rehabilitacion@madrid.es) o por teléfono llamando a los números 91 5 88 39 36 o 91 588 90 42 entre las 9.00 y las 14.00 horas.

Consulta aquí más noticias de Madrid.