Lluvias en Marbella
Un trozo del muro de un polideportivo ha caído sobre un coche en Marbella. EFE

El Centro de Coordinación de Emergencias 112 ha gestionado en Málaga, entre la pasada medianoche y las 8.00 horas de este miércoles, más de un centenar de incidencias relacionadas con la lluvia, que, sumadas a las registradas el martes, alcanzan las 260 emergencias en las últimas 24 horas.

La mayoría de los avisos atendidos han tenido lugar en Marbella, aunque también se han visto afectadas por las fuertes precipitaciones otras localidades como Monda, Coín, Alhaurín el Grande, Guaro, Estepona y Benahavís, además de en Antequera, Colmenar, Istán, Mijas, Ojén, Pizarra, Rincón de la Victoria y Málaga capital.

Las incidencias se han debido a la acumulación de agua en calles, anegaciones en viviendas, garajes y locales comerciales, así como incidencias en la red secundaria de la provincia malagueña por acumulación de piedras, balsas y barro, ha detallado el 112 en un comunicado.

La crecida del río Pereilas ha arrastrado algunos turismos en Coín en la zona de la antigua carretera de Monda, y han sido recuperados varios vehículos en Monda y Estepona.

También se han registrado subidas de nivel en el río Fahala, así como en los arroyos Casarín y Las Lecheras, y cortes intermitentes en el suministro eléctrico.

En Marbella, las lluvias han anegado un aparcamiento público en la avenida Nabeul y un hombre que estaba en su interior ha tenido que ser rescatado. Además, varios vehículos estacionados han resultado dañados por un muro de unos tres metros del campo de fútbol en la calle Príncipe de Vergara.

En Coín se han visto afectadas por el agua nueve casas y los inquilinos de una de ellas, dos ancianos de 80 y 88 años, han tenido que ser rescatadas por los bomberos y trasladados al Hospital del Guadalhorce con heridas leves. En Benahavís ha caído un rayo sobre una vivienda que ha ocasionado daños materiales.

Las lluvias han complicado el tráfico en varios puntos de la red y en las autovías A-7, en Málaga, y AP-7, en Marbella, se han registrado cortes puntuales, si bien ya se encuentran abiertas con la recomendación de circular con precaución.

A las 13.38 horas de este miércoles, la Junta ha desactivado el Plan de Emergencias ante el Riesgo de Inundaciones, en su fase provincial, y en situación 0, tras haber permanecido operativo durante las últimas doce horas.

Investigan la muerte de un hombre

Asimismo, se investiga si la aparición de un cadáver en el agua junto a un espigón de Marbella guarda o no relación con las lluvias. Por el momento, se sabe que se trata de un varón de nacionalidad española, de 49 años , que podría ser una persona sin hogar y que no presenta signos de violencia.

La subdelegada del Gobierno en Málaga, María Gámez, ha manifestado que "habrá que esperar más datos de la autopsia que revelen la causa del fallecimiento" y a que avancen las investigaciones.

Medio centenar en la capital

Mientras, en la capital se registraron la pasada noche un total de 55 incidencias, la mayoría de ellas por la acumulación de agua en algunas calles, caída de ramas o árboles y retiradas de arquetas de la red municipal.

Además, la Policía Local ha realizado la evacuación preventiva de varias viviendas por el peligro de desbordamiento del río Campanillas, aunque la situación ya está normalizada, según han informado desde el Ayuntamiento a través de un comunicado. Asimismo, han precisado que debido a la intensidad de las lluvias, una veintena de cruces semafóricos quedaron apagados en diferentes puntos de la ciudad, por la Policía Local tuvo que proceder a la reordenación del tráfico.

Las incidencias de mayor importancia se dieron en la zona de la avenida de Europa, donde fue necesario cortar el tráfico debido a las bolsas de agua entre las 08.45 y las 09.30 horas. También las lluvias caídas han provocado, por otro lado, que la laguna de La Barrera, en el distrito de Teatinos-Universidad, reciba los primeros aportes de agua tras las obras realizadas por Emasa para aprovechar parte del caudal del arroyo Lillo.

Estos aportes paliarán en gran medida el déficit hídrico que presentaba la laguna desde que se ejecutó el embovedado del arroyo Lillo y se eliminó la aportación de este efluente a la balsa artificial. El encauzamiento del arroyo propició un descenso del nivel de agua de la laguna debido al efecto de la evaporación y las filtraciones. Esta actuación recuperará de manera progresiva el equilibrio entre el agua aportada a la laguna y el agua que se pierde.

Consulta aquí más noticias de Málaga.