IVANKA TRUMP
La hija del actual presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, se ha convertido en una de sus principales consejeras. Wikipedia

El presidente de EE UU, Donald Trump, ha opinado que su hija y asesora Ivanka sería una "increíble" embajadora ante la ONU, pero ella descartó que pueda ser designada para el cargo, algo que desataría críticas de nepotismo.

"He escuchado muchos nombres para ocupar el cargo. He escuchado el de Ivanka. Creo que Ivanka sería increíble (...). Ivanka sería dinamita", dijo Trump en declaraciones a los periodistas en la Casa Blanca.

"Eso no significa que vaya a nombrarla, porque me acusarían de nepotismo, a pesar de que no estoy seguro de que haya alguien más competente que ella en el mundo", agregó.

Las leyes sobre nepotismo de EE UU afectarían a un cargo como el de la ONU, que requiere confirmación del Senado, lo que no ocurre con el puesto informal que ocupa ahora Ivanka en la Casa Blanca.

La propia Ivanka quiso zanjar del todo las especulaciones al escribir en su cuenta de Twitter que es "un honor trabajar en la Casa Blanca junto a tantos y tan buenos colegas". "Sé que el presidente nominará a un sustituto formidable para la embajadora Haley. Esa sustituta no seré yo", añadió Ivanka.

La actual embajadora estadounidense ante la ONU, Nikki Haley, dio pie a la especulación sobre Ivanka durante el acto en la Casa Blanca en el que hoy anunció que dejará el cargo cuando termine el año, al deshacerse en alabanzas hacia ella y su esposo, Jared Kushner.

La comentarista conservadora Ann Coulter tuiteó entonces que Trump "debería reemplazar a Haley con Ivanka", y Twitter se llenó de mensajes al respecto.