La víctima de agresión sexual en Zaragoza: "Me dio un puñetazo y me metió la mano debajo de las bragas"

Imagen de unos bancos en el Parque de Delicias de Zaragoza.
Imagen de unos bancos en el Parque de Delicias de Zaragoza.
HERALDO

La mujer que este domingo sufrió una agresión sexual en el parque de Las Delicias de Zaragoza ha asegurado al juez que el presunto agresor "se abalanzó" sobre ella, le dio "un puñetazo" y le metió "la mano debajo de las bragas".

Durante su declaración ante la titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Zaragoza, la joven negó la versión del presunto agresor, que alegó que había quedado con ella y su novio, según publica Heraldo.

Según el relato de los agredidos, después de cenar y antes de subirse al coche, hicieron una parada en los baños públicos portátiles instalados en el parque de Las Delicias porque él necesitaba orinar. Mientras ella le esperaba, pasó un chico con capucha. "Acto seguido volvió sobre sus pasos y me dijo ‘Qué pasa contigo, puta’ mientras se abalanzó sobre mí y me propinó un puñetazo en la cara", explicó.

"Me tiró al suelo hacia un lado y me metió la rodilla en las costillas y la mano por debajo del pantalón y las bragas. Yo empecé a gritar el nombre de mi novio para que saliera del baño", continuó su relato a Heraldo.

El novio de la víctima corrió a auxiliarla y cogió un palo de madera para golpear en la cabeza al denunciado. La pareja siguió al denunciado para "no perderle la pista t poder denunciarlo". En su persecución, tanto ellos como el supuesto agresor se dirigieron a varios agentes de la Policía Local que se encontraban por la zona.

"Él (por el denunciado) se dirigió hacia ellos diciéndole que le habíamos pegado, pero nosotros llegamos corriendo y explicamos lo sucedido. Le detuvieron al momento", afirmó la denunciante.

Mensajes por Instagram previos

"Este individuo me envió unos mensajes por Instagram el 13 de septiembre diciéndome de malos modos que mi novio le había pisado una firma. Me insultó. Yo le dije que eso no era posible, mi novio hace tiempo que ya no hace grafitis, y le bloqueé", explicó la denunciante, que ahora sospecha que el denunciado pudo seguirlos por estos motivos.

El supuesto agresor, que ahora tiene una orden de alejamiento sobre la joven, alegó por su parte que sí había quedado con la pareja y para demostrar que los conocía mostró a la juez los mensajes de Instagram en su móvil.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento