La Fiscalía italiana pide una tercera autopsia del cadáver de Mario Biondo, exmarido de Raquel Sánchez Silva

  • La Fiscalía General de Palermo ha resuelto nombrar un nuevo equipo de peritos.
  • El caso se ha reabierto tanto en España como en Italia.
Una imagen del cámara de televisión Mario Biondo.
Una imagen del cámara de televisión Mario Biondo.
GTRES

La familia del cámara de televisión Mario Biondo no ha dejado ni un solo día de luchar por que se esclarezcan las circunstancias de la muerte de su hijo y hermano, que de ninguna manera creen que muriera por su propia mano, en un suicidio, como estableció el análisis forense y la investigación en España, donde se cerró el caso y donde se volvió a abrir recientemente en forma de querella contra el forense que se ocupó del cadáver, por supuesta falsificación de documento público.

En paralelo, la familia trató por todos los medios y consiguió que un tribunal italiano reabriera e investigara el caso de la muerte del que fue esposo de la presentadora española Raquel Sánchez Silva. El joven de 30 años fue encontrado en su domicilio, semisuspendido de una estantería con una pashmina que le atenazaba el cuello. Una posición y circunstancias que a varios expertos y forenses les ha parecido ya inédita para un suicidio.

Y ahora, tal y como adelanta La vanguardia, la Fiscalía General de Palermo y los fiscales que se ocupan del caso, Roberto Scarpinato y Domenico Gozzo, han resuelto nombrar un nuevo equipo de peritos que realizarán una tercera autopsia al cadáver de Mario Biondo, embalsamado por expreso deseo de la familia.

El caso estaba prácticamente paralizado en Italia, después de que dos funcionarios de justicia italianos viajaran a España en 2016 para tomar declaración a todo el entorno de Mario Biondo, incluida su viuda, y después de que en 2014 el fiscal italiano Geri Ferrara dictaminara que Mario Biondo se suicidó, cosa que corroboraba el informe del forense italiano Paolo Procaccianti, que descartó por completo la hipótesis de asesinato.

En paralelo a esta nueva autopsia en Italia, en España hay abierta una causa a instancias de la familia de Biondo contra el forense que levantó el cadáver del cámara, al que acusan de falsificación de documento público, por unas firmas en los documentos oficiales que podrían haber sido realizadas por distintas personas, aunque se atribuyen sólo a una.

Durante todo este tiempo, desde el 30 de mayo de 2013, cuando se produjo la muerte, la familia de Biondo ha tenido en la presentadora Raquel Sánchez Silva un chivo expiatorio, contra el que no han dudado en cargar, unas críticas por las que finalmente fueron condenados a pagar una indemnización por "vejaciones injustas" y "daños morales".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento