El ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, ha explicado que no invitó al presidente de la Generalitat, Quim Torra, al foro de la Unión por el Mediterráneo (UpM), que se celebra este lunes en Barcelona, para "no darle un escenario apropiado para que siguiese vilipendiando el bueno nombre de España".

En la rueda de prensa conjunta del tercer Foro Regional de la UpM, en Barcelona, Borrell ha explicado las razones por las que Torra no ha sido invitado a esta reunión, en la que participan representantes de los 43 países que forman parte de la organización.

"El Ministerio de Asuntos Exteriores ha considerado no invitarle para no darle un escenario apropiado para que siguiese vilipendiando el buen nombre de España y para que no distorsionase esta reunión, convirtiéndola en algo distinto a lo que debe ser", ha recalcado.

Según el ministro, Torra "tiene que saber que no puede declarar que el Estado español es su enemigo, no puede chantajear al presidente del Gobierno diciendo que si no le aprueba el referéndum de autodeterminación no le aprobará cualquier cosa, no puede convertirse en el cabecilla de los agitadores callejeros".

"Si hace todo eso, no puede esperar que se le invite a un acto protocolario, por razones meramente protocolarias, cuya presencia no es imprescindible", ha sentenciado. El ministro de Asuntos Exteriores también ha acusado a Torra de querer ser el 'cabecilla' de los agitadores callejeros en Cataluña.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.