Fachada de la sede del Consell de Mallorca
Fachada de la sede del Consell de Mallorca EUROPA PRESS - Archivo

Asimismo, en un comunicado este lunes, la formación ha criticado que el pacto de izquierdas, "amparándose en un dudoso recálculo, presente reducir esa suma en 26 millones" y ha avanzado que no acepta dicha reducción.

Desde el PP han explicado que cuando se tuvo conocimiento de las intenciones del Govern de reducir el importe de la deuda se reclamó al presidente del Consell, Mirquel Ensenyat, que defendiera los intereses de los mallorquines y de la institución y que, por tanto, "no se moviera un milímetro" a la hora de exigirla íntegramente.

A mediados de diciembre del pasado año, el Govern y la institución acordaron iniciar el procedimiento para la liquidación de los anticipos pendientes de pago por parte de la CAIB en materia de financiación, una fórmula que se mantuvo hasta que en 2014 el gobierno del PP aprobó la Ley de Financiación de los consells insulars.

En junio de este año, la consellera de Hacienda, Catalina Cladera, anunció que la deuda con el Consell, en base a un nuevo recálculo, pasaba de 125 millones a 94 millones.