Policía Local de Málaga motocicleta seguridad agente barrio
Policía Local de Málaga motocicleta seguridad agente barrio EUROPA PRESS - Archivo

Los hechos tuvieron lugar sobre las 03.25 horas de la madrugada del viernes al sábado 6 de octubre, en un bar situado en avenida Plutarco, el cual se encontraba ya cerrado, pese a lo cual la víctima y su pareja, la propietaria del establecimiento, facilitaron el acceso al individuo, al que conocían.

Una vez en el interior, al parecer, ambos varones comenzaron a discutir, sacando, presuntamente, el individuo un cuchillo y apuñalando con el mismo a la víctima en la espalda, momento en el que, según parece, la mujer lo agarró de la camiseta, llegando a romperla, para evitar que continuase la agresión.

En un momento dado, según parece, el presunto agresor rompió el cuchillo, cayendo la hoja al suelo y quedándose con el mango en la mano, lo que motivó que, presuntamente, se dirigiera hacia la parte de atrás del mostrador para buscar otro cuchillo, según ha informado la Policía Local a través de un comunicado.

No obstante, al no encontrarlo el individuo, al parecer, se dirigió a la salida para marcharse del bar, intentando impedirlo la mujer bloqueando la salida con varias mesas, que terminó apartando éste para darse a la fuga en un turismo.

Instantes después, agentes de una dotación de la Policía Local de Málaga que patrullaban por la zona fueron requeridos por varios viandantes que les informaron de que un varón acababa de ser apuñalado, dirigiéndose los policías locales al lugar y observando en la puerta del bar a un grupo de personas que se encontraban junto a la víctima, que presentaba la camisa manchada de sangre en su totalidad por la zona de la espalda.

Los policías locales se mantuvieron en el lugar hasta la llegada de los servicios médicos, que, una vez personados, lo atendieron en el lugar, tras lo que procedieron a trasladarlo a un centro hospitalario, quedando ingresado en el servicio de urgencias para ser asistido.

Las pesquisas policiales llevaron a los agentes a localizar el domicilio del presunto agresor, por lo que, mientras la víctima era asistida, otra patrulla de policías locales procedió a desplazarse hasta la vivienda para comprobar si se encontraba allí.

Tras personarse, el individuo les abrió la puerta, pudiendo comprobar los agentes que tenía la camiseta rota, coincidiendo con lo manifestado con la víctima y su pareja con anterioridad.

Tras ser preguntado por lo que había pasado, el individuo se levantó la camiseta, mostrando arañazos en los costados y manifestando que había tenido una discusión y ambas partes se habían agredido. Ante los hechos, los policías locales detuvieron al individuo y a su traslado a dependencias policiales, siendo, posteriormente, puesto a disposición judicial.

Consulta aquí más noticias de Málaga.