En una rueda de prensa, el regidor olívico ha indicado que los bomberos de Vigo recibieron el aviso sobre las 22.00 horas, cuando el incendio "ya llevaba cuatro horas de voracidad", y "salieron inmediatamente" varios efectivos con una bomba forestal pesada.

Para el alcalde de Vigo, cuatro horas "es un tiempo imposible de esperar", y ha recordado que los servicios de extinción de la ciudad están disponibles para cooperar cuando se produzcan incendios, y "a cambio de nada".

Caballero, no obstante, ha constatado que la Xunta "no ha entendido aquel terrible mensaje" que se produjo en la ola de incendios de octubre del año pasado, y que "no está preparada para hacer frente a los incendios". "Hay que cambiar los protocolos, hay que llamar inmediatamente (a los bomberos de Vigo)", ha proclamado y ha aseverado que, poco después de que se declarase el fuego en Mondariz, "ya se veía la voracidad que estaba teniendo".

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.