El consejero de Medio Ambiente de la Junta, José Fiscal.
El consejero de Medio Ambiente de la Junta, José Fiscal. EUROPA PRESS

En declaraciones a los periodistas en la capital, ha remarcado que Huelva contará con más presupuesto que otros territorios por sus circunstancias al tener "un mayor número de hectáreas y más zonas" relativas a suelos contaminados.

Asimismo, Fiscal, que también ha presentado el programa en Sevilla y Huelva, ha resaltado que el suelo es un elemento especialmente sensible a la contaminación, sirve de soporte al desarrollo de la vida y las actividades humanas e interacciona con

las aguas superficiales, subterráneas y la propia atmósfera; por lo que la Junta es "sensible a los retos medioambientales que se tienen que afrontar en relación a ellos".

El consejero ha señalado que esta iniciativa se crea con el objetivo principal de establecer directrices de actuación en materia de suelos contaminados en Andalucía. Está elaborada siguiendo dos líneas fundamentales, como son la prevención de la contaminación de los suelos y la recuperación de aquellos afectados por contaminación histórica.

El Programa Andaluz de Suelos Contaminados es un documento que establece las directrices de actuación en esta materia en Andalucía, con el fin de "prevenir la contaminación y recuperar los terrenos afectados por contaminación histórica", ha proseguido. Esta iniciativa determina también implantar mecanismos de información, seguimiento y control; así como promover la coordinación y cooperación entre los diferentes agentes implicados.

En concreto, para el cumplimiento de estos objetivos el programa contiene doce líneas de actuación que incluyen un total de 24 medidas que se financiarán con medios propios de la Consejería y a través de los fondos europeos Feder.

Este instrumento de actuación se desarrolla en el marco del reglamento andaluz que regula el régimen jurídico y técnico aplicable a la gestión de los suelos contaminados y a las actividades susceptibles de ocasionar impacto ambiental en los mismos.

Esta norma, aprobada por el Gobierno de la Junta de Andalucía en el año 2015, se adapta a la Ley andaluza de Gestión Integral de la Calidad Ambiental (GICA) y a las diferentes legislaciones estatales y europeas aprobadas en los últimos años en materia de calidad de suelos.

También regula las competencias específicas de los ayuntamientos, entre ellas las relativas a la declaración, delimitación, aprobación de planes de contaminación o desclasificación de los suelos contaminados situados en sus términos municipales.

El Programa Andaluz de Suelos Contaminados se integra en la Red de Información Ambiental de Andalucía y contiene un diagnóstico actualizado sobre la calidad ambiental de los suelos en Andalucía. Junto a ello, detalla las medidas que se han de adoptar para mejorar las condiciones de protección del suelo en los sectores de actividad que presentan mayor problemática en este sentido.

SITUACIÓN DE HUELVA

De otro lado, el consejero ha hecho mención a la situación particular que presenta Huelva en esta materia, recordando muchas de las zonas a diagnosticar y tratar por diversas razones como actividades históricas, "recientes o menos recientes", así como las relacionadas a usos industriales, navales, mineros, entre otras.

"En Huelva se da la circunstancia de que en algunos casos se trata de contaminación de siglos, no de años ni de décadas y hay que descontaminar", ha proseguido Fiscal, que ha aclarado que este programa andaluz no contempla un plan específico para Huelva, pero la provincia tendrá "su protagonismo" en la aplicación del mismo.

MARISMAS DE MENDAÑA

De otro lado, cuestionado por el motivo que ha llevado a no actuar en la zona de las Marismas de Mendaña "durante tantos años", el consejero ha recordado que hace 20 años no había la normativa ambiental que hay ahora, pero ha admitido que "se ha tardado mucho". En concreto, sobre las balsas de fosfoyesos, ha reiterado que lo relativo a la radioactividad es competencia estatal y ha incidido en la responsabilidad de la empresa para la recuperación de los terrenos.

"A mí también me parece que se ha tardado mucho", ha respondido, incidiendo que en el informe del Consejo de Seguridad Nuclear deja claro lo que sostiene la Junta de Andalucía y es que el proyecto de Fertiberia "no vale" para la recuperación de la zona. Además, ha apuntado que "hay que retirar los residuos radioactivos" presentes en zonas de los fosfoyesos y en la zona de las cenizas de Acerinox.

Por otro lado, respecto a la recuperación de la zona comprendida entre Aljaraque y Huelva, cuya recuperación corresponde a la Junta, ha explicado que hay zonas que ya se han recuperado, zonas que quedan pendientes de diagnóstico, de manera que se trata de "un foco importante" donde hay que actuar, recordando que hay zonas de dominio público marítimo-terrestre que corresponde al Estado.

Tras reiterar que la Junta "va a estar ahí" para actuar cuando proceda o instar y obligar a la administración o entidad que corresponda para que se lleve a cabo la descontaminación de suelos contaminados, ha concluido que el Programa Andaluz de Suelos Contaminados contempla actuaciones de oficio, en caso de dilación, incidiendo en la necesidad de que las responsabilidades sean asumidas por quien proceda.

Consulta aquí más noticias de Huelva.