Colisión
Vehículo empotrado contra un autobús interurbano de Pamplona. POLICÍA FORAL

La Policía Foral de Navarra ha detenido este lunes en Villava a un conductor tras intentar darse a la fuga para no realizarse la prueba de alcoholemia, después de arrollar a un policía y de terminar empotrado contra un autobús interurbano del área metropolitana de Pamplona.

Con motivo de las fiestas patronales de Villava, varias patrullas de seguridad vial instalaron un control de alcohol y drogas en uno de los accesos al municipio.

Los policías dieron el alto de forma aleatoria a un vehículo de alta gama, que hizo caso omiso, atropelló a un agente y terminó colisionando contra un autobús.

El conductor se negó a realizar las pruebas de alcohol, fue detenido y se le investiga por sendos delitos de conducción bajo la influencia de bebidas alcohólicas y negativa a realizar las pruebas.

Además, posteriormente se sometió a la prueba de detección de drogas, con resultado positivo en cannabis, por lo que también fue denunciado administrativamente.

Tras el golpe, el agente fue trasladado a un centro hospitalario para ser atendido, si bien no presentaba lesiones de gravedad, ha informado la Policía Foral en un comunicado.

Por otro lado, un ciudadano observó un vehículo que se dirigía a Villava y que conducía de manera errática y llamó al 112, que lo puso en conocimiento de los policías que se encontraban en el lugar. Los agentes pudieron interceptar al conductor, que presentaba signos evidentes de encontrarse bajo la influencia de bebidas alcohólicas y cuadruplicó la tasa permitida.

Consulta aquí más noticias de Navarra.