El anticapitalismo pierde su puesto de mayor poder en la región. La hasta ahora portavoz de Podemos en la Asamblea de Madrid, Lorena Ruiz-Huerta, ha justificado su dimisión dada a conocer hoy ante la "falta de apoyo" de la cúpula del partido a su liderazgo y por la "situación de minoría" con la que se ha encontrado en el grupo parlamentario, de 27 diputados. 

"No es un secreto que vengo manteniendo decisiones políticas que no gozan del respaldo de la dirección de Podemos ni de la mayoría del grupo parlamentario. Hace meses que Podemos decidió otorgar la confianza a otro candidato para liderar 2019 y en coherencia con esta situación abandono el escaño", ha afirmado en una rueda de prensa organizada esta mañana en el parlamento madrileño. "Podemos no va bien y eso es muy preocupante", ha insistido. 

Ruiz-Huerta deja así vía libre al desembarco de los fieles a Íñigo Errejón a la primera fila de la bancada morada, después de que el diputado nacional ganara en mayo (con el favor de los de Pablo Iglesias) las primarias para ser el cabeza de cartel en las autonómicas de 2019. Ese proceso está en el origen de la sacudida vivida hoy. Entonces, los anticapis optaron por no concurrir en la votación y abstenerse, pulverizando los contactos iniciados para incorporar a la portavoz a una lista unitaria. Aquella decisión terminó de alejar a esta familia de la dirección controlada por Ramón Espinar, pablista, e hizo saltar por los aires la alianza estratégica que tejieron ambas facciones en los prolegómenos del congreso de Vistalegre 2. Una conexión, cabe recordarlo, que sirvió a finales de 2016 para aupar a la propia Ruiz-Huerta y cesar a José Manuel López.

"Hemos venido para ser valientes"

Muy emocionada, la exdiputada ha vuelto a censurar aquellas primarias "a la búlgara", tanto por el momento -convocadas "en pleno proceso de crisis" del PP por el caso máster- como por las formas -un "atentado", con la dirección "señalando a quién votar"-. 

En este sentido, Ruiz-Huerta ha deseado "altitud de miras" al partido, del que ha criticado su evolución desde su fundación hace solo media década. "Ya no comparto este proyecto", ha proclamado. "Hemos venido a las instituciones para ser valientes de verdad, no para demostrar que gestionamos mejor que la derecha".

Así, Ruiz-Huerta ha recurrido a "un antiguo proverbio africano" para ilustrar su marcha: "Cuando dos elefantes se pelean, quien más sufre es la hierba. Y la hierba somos las mujeres", ha deslizado antes de matizar que el "machismo" y sus "puñaladas" son comunes a todas las formaciones. "No es casual que seamos precisamente las mujeres quienes solemos tomar esta decisión de abandonar. La política institucional está plagada, todavía, de actitudes que tienen que ver con una feroz competitividad, con una tremenda lucha por el poder", ha detallado.

Clara Serra, la nueva portavoz

La anticapitalista, que ya ha hecho entrega de su acta y que, por tanto, no estará el próximo jueves en el Pleno, ha confirmado su intención de regresar a su puesto como abogada especializada en derechos humanos. Desde esa "trinchera", ha manifestado su deseo de "seguir en la política", aunque "sin visibilidad pública" y sin ostentar ningún puesto orgánico. No obstante, ha indicado que continuará como "inscrita" del partido, "en la calle", y que, incluso, estaría dispuesta a regresar a la primera fila siempre que se retome "el único proyecto" en el que ha manifestado creer: "la construcción de la unidad popular".

La presidenta del grupo, Mónica García, ha reconocido que las "desavenencias" con la exportavoz eran conocidas, pero ha mostrado su "sorpresa" ante el anuncio, adelantado esta mañana por Telemadrid. Tras una reunión con todos los diputados, ha informado de que, "por unanimidad", elevarán al Consejo Ciudadano el nombre de Clara Serra -segunda en las primarias de mayo, por delante de la 'favorita' Tania Sánchez- como relevo. "Está más alineada con el proyecto de 2019", ha defendido García. Aunque el partido debe dar aún el visto bueno, la también parlamentaria María Espinosa y miembro de esa dirección ha avanzado que Podemos no pondrá "pegas" a esa designación. Serra será, así, la tercera portavoz de la formación en esta Legislatura.

Con la renuncia al escaño, entrará a formar parte de la bancada morada María Acín, número 30 en las listas de 2015.

Consulta aquí más noticias de Madrid.