El actor Pepe Rubianes rinde homenaje a Federico García Lorca y a los demócratas desaparecidos en la guerra civil en Lorca eran todos, un montaje dramático que repasa los últimos meses de vida del poeta. El espectáculo, que supone el debut como director de Rubianes, se plantea como un trabajo documental a partir de los textos de historiadores que estudiaron el misterio de la muerte de Lorca a los 38 años. Sobre las tablas, diez actores y una bailarina repasan las diferentes etapas de la vida del poeta universal, desde su estancia en Madrid en el 36 hasta su detención y muerte en Granada.

* Teatro Cánovas: Pza. El Ejido, 5. Sábado (21 h) y domingo (19.30 h). Precio: 13 euros.