Carretera, tráfico, accidentes, Autovía del Cantábrico, A-8, autopista
Carretera, tráfico, accidentes, Autovía del Cantábrico, A-8, autopista EUROPA PRESS - Archivo

Según ha informado la DGT a través de una nota de prensa, los nuevos dispositivos tienen como objetivo la reducción de los accidentes mediante el control del cumplimiento de los límites de velocidad. Un radar de tramo se instalará entre el punto kilométrico 505,090 y el 506,280, sentido creciente. El otro estará ubicado en la A-8 entre el pk. 506,200 y el 505,050, en sentido decreciente.

El límite de velocidad es de 120 kilómetros por hora en ambos casos. La información de estos nuevos sistemas de detección de la velocidad se observa en carretera mediante señal vertical previa y los últimos ensayos se realizarán hasta el día 15 de octubre, fecha desde la que se tramitarán las denuncias por los excesos de velocidad que se detecten.

Consulta aquí más noticias de Asturias.