Montserrat Caballé
Imagen de archivo de la soprano Montserrat Caballé, fallecida este sábado en Barcelona. EFE

La capilla ardiente de Montserrat Caballé ha abierto este domingo pocos minutos antes de las 14.00 horas en el tanatorio de Les Corts, aunque una hora antes ya había personas que esperaban poder entrar para despedirse de la cantante.

Entre los primeros que han entrado al tanatorio, donde se han congregado numerosos periodistas, están el hijo de la soprano, Bernabé Martí, y el presidente del Patronato de la Fundación del Liceu, Salvador Alemany.

También ha acudido el padre Ángel, fundador de la ONG Mensajeros por la Paz, quien se ha desplazado desde Madrid para despedir a Montserrat Caballé, de la que ha dicho que "no sólo cantaba bien, sino que era una persona muy buena y solidaria, que hizo recitales para Mensajeros por la Paz".

Una de las personas que esperaba a las puertas del tanatorio, Elisabet Casajoana, ha explicado a los periodistas que quiere dar el "último adiós" a Caballé, a quien conoció cuando era pequeña y ha ido siguiendo a lo largo de su carrera.

La recuerda como "una mujer muy maja y amable", a la que hay que reconocer por su trayectoria en el mundo de la ópera.

Una de las primeras personalidades que se esperan esta tarde en el tanatorio es el ministro de Cultura, José Guirao, y también el dirigente de Ciudadanos, Albert Rivera, tiene previsto acudir esta tarde a Les Corts para dar el pésame a la familia y excusarse porque no podrá asistir mañana al funeral.

La soprano catalana falleció en la madrugada del sábado en el Hospital de Sant Pau de Barcelona, donde se encontraba ingresada desde mediados de septiembre por una dolencia que sufría desde hacía tiempo.

Considerada una de las sopranos más grandes del siglo XX, de voz prodigiosa, fue siempre diva fiel al Gran Teatro del Liceo. Allí inició su "reinado" en 1962 con Arabella, aunque sus interpretaciones se han podido escuchar durante años en los principales escenarios de todo el mundo.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.