Johnny Depp arremete contra Hollywood: "Maldito circo de mierda"

El actor Johnny Depp, en el aeropuerto de Tokio el pasado 13 de septiembre.
El actor Johnny Depp, en el aeropuerto de Tokio el pasado 13 de septiembre.
GTRES
Johnny Depp le cuenta a British GQ que Disney le "odiaba". El actor confiesa también que no entendía al principio el personaje de Jack Sparrow y se preguntó muchas veces si el pirata era gay o no.

A pesar de haber sido uno de los actores más visibles y mejor pagados de Hollywood, los escándalos que han rodeado durante los últimos años a Johnny Depp han desgastado al protagonista de Piratas del Caribe, que achaca esta situación a una "amplia conspiración" por parte de la industria cinematográfica, a la que ha llamado "maldito circo de mierda".

Depp, que también encarna a Gellert Grindelwald en las películas de Animales fantásticos —la última aún no se ha estrenado—, ha hablado en una entrevista a la edición británica de la revistaGQ de su tormentosa relación y divorcio con la también actriz Amber Heard y ha criticado abiertamente a Disney. "Me odiaban. Pensaron todo lo posible para deshacerse de mí, para despedirme. 'Oh, vamos a tener que subtitularle', 'no entendemos al capitán Jack Sparrow, ¿qué le pasa?', '¿qué le pasa en sus brazos?', '¿está borracho?', '¿está mentalmente aturdido?', '¿es gay?'".

"Les respondí: 'Mirad, si no os gusta lo que hago, despedidme. Me contratasteis para hacer un trabajo e interpretar a un personaje, y eso es lo que quiero hacer", prosigue Depp. Para el actor, "el problema de trabajar con estos grandes estudios es que pueden sentirse incómodos con ciertas decisiones creativas que tomas. Eso me pasó con Piratas del Caribe. Mi opinión es que si el estudio no está preocupado, entonces no estoy haciendo mi trabajo correctamente".

Según Depp, los responsables de su caída en desgracia son los "poderosos difamadores de Hollywood": "Había mucho dinero en juego a mi alrededor. La gente me demandaba cada vez que veían la oportunidad. Es todo muy obvio. Sé que nunca voy a ser Cenicienta, lo sé y lo acepto. Pero en un tiempo muy corto de tiempo, de ser Cenicienta me he convertido en la bestia".

Sobre las acusaciones maltrato hacia su expareja Amber Heard —con quien formalizó su divorcio en agosto de 2016–, Depp ha negado en todo momento las agresiones: "¿Hacer daño a alguien a quien amas? ¿Como una especie de matón? No es cierto, no tiene nada que ver conmigo (...). No voy a entrar en el juego de ver quién mea más lejos. Suelta lo que tengas que decir y mis abogados se encargarán del resto", ha indicado.

Sin embargo, lo que más le afectó en ese aspecto fue lo que pudieran haber pensado su familia y sus hijos —Lily-Rose y Jack—. "¿Cómo podría alguien salir con algo así contra otra persona cuando no hay nada de cierto? Estoy seguro de que no fue fácil para mi hijo de 14 años ir a la escuela", se ha referido.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento