HUEVOS
Alimentación: cocinar huevos hervidos y limitar los fritos. Archivo

Hace unos años, comer demasiados huevos era algo que muchos creían peligroso para la salud. Diferentes estudios médicos han tumbado esa idea y han hecho del huevo un elemento esencial para una alimentación saludable.

La mejor forma de sacar partido a los beneficios de los huevos es comerlos hervidos o escalfados y limitar los fritos ya que son estos los que tienen un mayor contenido de grasa y afectan más a nuestro colesterol.

Tampoco se recomienda abusar del huevo crudo, ya que la cocción ayuda a eliminar riesgos de intoxicación alimentaria.

También es importante evitar siempre cocinar huevos que estén rotos o agrietados y almacenarlos en el frigorífico siempre en estancias aparte del resto de alimentos y si están cubiertos, mejor.

¿Es malo para el colesterol?

La Fundación Británica del Corazón (BHF, por sus siglas en inglés) abandonó su recomendación de limitar el consumo de huevos a tres por semana en 2007 a la luz de nuevas pruebas sobre el colesterol.

Según el consejo actual del National Health Service de Reino Unido, "aunque los huevos contienen algo de colesterol, la cantidad de grasa saturada que comemos tiene un mayor efecto sobre la cantidad de colesterol en la sangre que el colesterol que obtenemos al comer huevos". En otras palabras, cuando se trata de colesterol, los huevos no son el problema, la grasa saturada sí lo es.