La modelo María Sanjuán ha pedido al Consejo General del Poder Judicial que tome medidas contra el juez Francisco Javier Martínez Derqui, titular del juzgado de Violencia sobre la Mujer número 7 de Madrid, después de descubrir gracias a las grabaciones de la sala de vistas que este la llama "bicho" e "hija puta".

Según publica Cadena Ser, Sanjuán ha presentado una queja contra el magistrado por falta de imparcialidad y animadversión contra ella, y pide al máximo órgano del gobierno de los jueces que investiguen al juez por un presunto delito de prevaricación. Ahora la Audiencia Nacional tiene que pronunciarse al respecto.

El pasado mes de enero, la modelo denunció a su marido, uno de los herederos de la poderosa familia Reyzábal, propietaria de múltiples locales de entretenimiento en España. El día 4 de ese mes, el acusado fue detenido y conducido por la Policía Nacional con los grilletes puestos a dichos juzgados. Aquel día, el detenido prestó declaración ante el juez y minutos después fue puesto en libertad.

Ahora ha salido a la luz el vídeo oficial de la grabación de la sala de vistas, en el que se observa al juez que lleva el caso hablando con la fiscal y la letrada de la administración de justicia. En tono jocoso, Martínez Derqui comenta a sus compañeras que "en cuanto vea que tiene que darle los hijos —dos bebés de 21 y 10 meses— al padre... estará por la noche en Sálvame poniéndome de vuelta y media".

Además, los tres comentan entre risas el motivo por el que la modelo se ausentó en la sesión. María Sanjuán acudió de urgencias al Hospital de La Princesa por un ataque de ansiedad al enterarse de la orden de alejamiento de 500 metros que tenía su ex había sido retirada. Los juristas comentan que "todo está preparado" y el juez añade "qué bicho".

A urgencias por ataque de pánico

En el informe médico de urgencias, donde estuvo 15 horas, dice que "la paciente manifiesta pánico a ser agredida o asesinada, ella o sus hijos, por lo que se presenta en gran estado de agitación, llanto e hiperventilación". El parte de alta sostiene que "se presenta muy nerviosa y manifiesta su miedo ante la posibilidad de que su marido pueda hacerle algo a los niños, ya que en ocasiones anteriores ya le había amenazado con ello".

Según la información de Cadena Ser, la mujer sufre maltrato psicológico desde 2016 y recibió amenazas del tipo "que continúe el entierro" o "te espera a ti y a tu padre el sábado una sorpresita". La jueza María Gracia Parera, después de la segunda denuncia de Sanjuán, dictó la orden de protección. Pero ahora la Audiencia Nacional la ha revocado y el juez Martínez Derqui ha dictado un auto sin posibilidad de recurso en el que entrega al padre a los niños durante las vacaciones escolares y le amplía el régimen de visitas.

Cadena Ser recoge que Perera detalló que el acusado se encerraba en una habitación con uno de los bebés cuando discutían, que había dejado a la mujer sin medio económicos y que la vigilaba con seguridad privada incluso dentro del domicilio.

Diligencias al acusado

El Consejo General del Poder Judicial ya ha transmitido a través de un comunicado que el Promotor de la Acción Disciplinaria ha acordado este mismo jueves incoar una diligencia informativa al acusado.

"Como es habitual tras la incoación de diligencias informativas, el Promotor dará traslado al magistrado de la queja y le solicitará que remita un informe de alegaciones", han explicado desde el máximo órgano de gobierno de los jueces.

Comunicado de Reyzábal

Reyzabal, a través de sus representantes legales, ha enviado un comunicado a los medios en el que se pide rectificar las informaciones aparecidas sobre su persona y no usar su imagen "pues se trata de una persona privada que no ha prestado su consentimiento para la utilización de la misma".

"D. Josué Reyzabal jamás ha maltratado, ni psicológica ni físicamente a la Sra. Sanjuan. La Sala de lo Penal de la Audiencia Provincial de Madrid se ha pronunciado ya en dos ocasiones sobre esta cuestión: por una parte, archivando una primera denuncia y denegando las medidas cautelares que exigía la Sra. Sanjuan y, por otra parte, anulando las medidas cautelares que erróneamente había dictado el Juzgado de Violencia en una segunda denuncia. La Sra. Sanjuan no es una víctima de violencia de género.

La realidad es que la Sra. Sanjuan denuncia hechos que no son malos tratos, la Administración de Justicia actúa en consecuencia, y posteriormente, después quitarle la razón a la Sra. Sanjuan, se filtran ilegalmente datos (entre ellos un video) que afectan a la intimidad y el honor del Sr. Reyzabal.

La defensa del Sr. Reyzabal está estudiando el ejercicio de acciones judiciales contra la Sra. Sanjuan, por utilizar los Juzgados de Violencia para obtener en el procedimiento de divorcio un beneficio económico que no le corresponde.

Adicionalmente, es ilegal la publicación del video, lo que podrá dar lugar al ejercicio de acciones judiciales por revelación de secretos y lesión de la intimidad y el honor, del Sr. Reyzabal.

Acudir a la vía penal puede servir en ocasiones para forzar una negociación y sacar mucho dinero al otro cónyuge y evitar la custodia compartida que, como es bien sabido, es el criterio general que tiene hoy día establecido el Tribunal Supremo.

Lamentablemente la utilización torticera de la justicia a quien más perjudica es a las verdaderas mujers de la violencia machista. La mejor forma de protegerlas es atacando y nunca amparando a quien formula denuncias falsas".