Expareja de Ángel Garó
Expareja de Ángel Garó ÁLEX ZEA/EUROPA PRESS/ARCHIVO

Así lo han indicado a Europa Press los letrados del denunciante, Carlos Lacaci y Adriana Delgado, de Lacaci & Delgado Abogados. El plazo para presentar el recurso de apelación es de diez días y será la Audiencia de Málaga la que tendría que resolverlo.

La sentencia considera que el denunciante incurrió "en numerosas contradicciones e imprecisiones que no permiten esclarecer ni concretar con claridad lo ocurrido". Así, se alude a las diferencias en las declaraciones realizadas por la víctima ante la Policía Nacional, en el juzgado de instrucción y también en el juicio.

Al respecto, el juez considera que en este caso no concurren "los requisitos exigidos jurisprudencialmente para conceder plena credibilidad y solidez a su testimonio, tales como la persistencia en la incriminación, la verosimilitud y la ausencia de incredibilidad subjetiva".

Asimismo, el juzgador pone de manifiesto que por el médico forense se consideraba que las lesiones del denunciante "sí es posible que pudieran provenir tanto de un empujón intencionado como de una caída accidental por las escaleras".

La sentencia considera probado que el denunciante presentaba varias policontusiones, erosiones y esguince de tobillo, lesiones de las cuales sanó en 30 días, estando 21 de ellos inhabilitado para sus ocupaciones; pero "sin que se haya podido determinar si el acusado empujó, golpeó o forcejeó" con éste.

Además, en la resolución se pone de manifiesto que "no ha sido posible esclarecer si el origen de las lesiones fue por una caída accidental o por la acción del acusado, quedando reducida la cuestión a las versiones claramente contrapuestas que mantienen las dos partes".

Consulta aquí más noticias de Málaga.