Así se han pronunciado ambos letrados este martes a la salida de la sede de la Audiencia Provincial de Pontevedra, donde la consagrada Iria Quiñones ha respondido durante más de cinco horas a las preguntas de las partes.

La abogada Beatriz Seijo, que defiende a las consagradas Iria Quiñones e Ivana Lima, ha subrayado que la consagrada "ha contestado con facilidad" a las preguntas que le realizaron los abogados y el fiscal, y que ha "explicado muy bien lo que era la Orden y cómo vivían, desde lo más mundano".

Acerca de cómo se encuentra Miguel Rosendo en esta cuarta jornada del juicio, su abogado, Marcos García Montes, ha mantenido que está "tranquilo desde el primer día" porque sabe que lo que se ha dicho "no es la verdad" y, en cambio, lo que la consagrada ha manifestado este martes "es la verdad".

"Las declaraciones de hoy dejan a Dolores y Esteban (las dos personas consideradas acusadas y víctimas) a los pies de los caballos", ha comentado. Ante todo esto, ha valorado "positivamente" la jornada de este martes, si bien ha reconocido que "queda mucho juicio" por delante.

Por su parte, la abogada de la acusación particular, Ana Reguera, ha comentado que Iria Quiñones en su declaración, "excesivamente larga", pone de manifiesto que ella "no ha sido objeto de abusos" pero si "por ejemplo ha confirmado el tema de insultos, cómo había que dirigirse a Miguel, que había que recoger el pelo de él...". "Ha confirmado asuntos que me parecen interesantes", ha sellado.

SEÑALAMIENTOS DEL JUICIO

Aunque los acusados (inicialmente diez, hasta que el Tribunal acordó en la segunda sesión la desimputación de tres de ellos: la mujer y los hijos de Rosendo) estaba previsto que declarasen entre el jueves y viernes de la pasada semana, cada uno de los interrogatorios se han prolongado entre 3 y 5 horas, con lo que hasta este martes solo han podido comparecer cuatro de los acusados.

Al respecto, Seijo ha corroborado que el juicio va "mal de tiempo", y ha aludido a que, si bien se culpó a las defensas de estar "dilatando" el proceso, es la acusación particular la que hace unos "interrogatorios larguísimos". De esta forma, ha apuntado que si se sigue "con este ritmo", las 13 jornadas previstas inicialmente en total "no van a llegar".

También sobre este tema, Ana Reguera ha comunicado que se está intentando ajustar el tiempo, pero las declaraciones de los procesados "están llevando más tiempo de lo debido". Pese a esto, al ser cuestionada por los periodistas sobre si cree que habrá sentencia antes de que se cumpla el periodo de prisión provisional de Rosendo, ha dicho: "Pienso que si".

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.