A través de un comunicado, este colectivo señala las oposiciones promovidas por la Diputación de Sevilla para cubrir en turno libre 61 plazas de bombero vacantes en su plantilla, cuya primera prueba se celebró el pasado 3 de marzo con un examen tipo test.

Al respecto, y en un decreto de la Fiscalía recogido por Europa Press, el Ministerio Público rememora que en dicha prueba firmaron su examen 834 aspirantes, superando 212 de ellos la nota de corte, toda vez que tras alertar el presidente y el secretario del tribunal de la oposición de posibles "anomalías" en los resultados, la Diputación decidió anular la prueba y elevar el asunto a la Fiscalía.

Y es que entre las 65 primeras calificaciones de la prueba figuraban, según este decreto de la Fiscalía, "opositores que habían desempeñado o desempeñaban trabajo de bombero como funcionarios interinos; aspirantes incluidos en la bolsa de trabajo de la Diputación y dos hijos de un funcionario del área del Servicio de Bomberos", señalando la empresa especializada DARA en un informe la "alarmante coincidencia" en las respuestas de estos 65 opositores a un grupo concreto de preguntas de la prueba.

No obstante, la Fiscalía ha archivado la investigación de la prueba, porque "ni el presidente, ni el secretario ni los vocales del tribunal (entre ellos miembros del cuerpo de bomberos) percibieron que alguno de ellos fotografiara las preguntas, se llevase papeles o grabara lo hablado en la reunión" en la que fue confeccionado el test de aquella prueba inicial, ni media "relación entre las preguntas comunmente acertadas por los aspirantes" considerados como "sospechosos" y "la identidad del autor de las mismas".

EL "ESTUDIO DE RIESGOS"

"Es decir, se da un número elevado de aciertos en preguntas elaboradas por los denunciantes (miembros del tribunal) e incluso preguntas contestadas de forma incorrecta y que habían sido confeccionadas por vocales del tribunal pertenecientes al cuerpo de bomberos", indica la Fiscalía, zanjando además que el "estudio de riesgos" encargado a la compañía DARA sobre la prueba se centró en los exámenes de los 65 aspirantes considerados como "sospechosos", cuando se le debió solicitar un análisis de los exámenes de todos los opositores, "pues era la única forma de lograr un informe pericial objetivo, general e imparcial".

Ante la decisión de la Fiscalía de archivar la investigación, los bomberos funcionarios que concurrieron a este concurso oposición señalan que ya no hay "ningún impedimento para revocar la anulación del primer examen", toda vez que por la vía Contencioso Administrativa sigue pendiente la resolución de los recursos promovidos contra la decisión de la Diputación de anular dicha prueba y fijar una nueva fecha para la misma.

En ese sentido, los interinos recuerdan que "la determinación de suspensión (de la prueba del 3 de marzo) se tomó en base a sospechas y consecuente denuncia que ha desaprobado la Fiscalía", con lo que "hay sobrados fundamentos para continuar con la oposición" y "esperar a un contencioso carece de sentido".

"No es necesario demorar meses creando desamparo en el servicio de bomberos, afectando negativamente a los ciudadanos", indica el colectivo, avisando de la próxima elevación a la Justicia de "hechos constitutivos de delito".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.