El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha lanzado este martes un ultimátum al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y le ha exigido una propuesta para que los catalanes puedan ejercer su "derecho a la autodeterminación" antes de noviembre. En el caso contrario, Torra ha aseverado que no podrá garantizar "ningún tipo de estabilidad" al Gobierno en el Congreso.

"No quiero volver a oir hablar de diálogo si no se ejerce y no se concreta con claridad", ha apuntado Torra en el debate de política general que se está celebrando este martes en el Parlament.

Torra ha reprochado a Sánchez que es él "quien pone en riesgo la normalidad política" al "mantener presos políticos y exiliados, e impedir el derecho a la autodeterminación de los catalanes". "¡Basta! Hace falta que el presidente de España tome compromisos valientes. Hacen falta decisiones y propuestas concretas", ha sentenciado.

También ha dejado claro que "la paciencia no es infinita" para los independentistas, y por eso ha puesto fecha a un posible punto de inflexión si el gobierno español no pacta un referéndum. "Si no hay esta propuesta para ejercer la autodeterminación de manera pactada, vinculante y reconocida internacionalmente antes de noviembre, el independentismo no podrá garantizar ningún tipo de estabilidad en el Congreso a Pedro Sánchez", ha dicho.

El presidente ha enmarcado su reflexión en un nuevo "ofrecimiento a Pedro Sánchez para que haga una propuesta sobre como facilitar el derecho a la autodeterminación".

Así, ha explicado que este mismo martes pedirá por carta reunirse para hablar.

Dice que condenando a los presos se "estará legitimando" la autodeterminación

Torra ha avisado, por otro lado, de que una eventual sentencia condenatoria a los presos soberanistas supondría dar legitimidad a que Catalunya concrete su derecho de autodeterminación.

"Si el Estado español condena a los presos políticos y exiliados, condenará a la mayoría del pueblo catalán y estará legitimando ante el mundo el derecho de Catalunya a la autodeterminación, a convertirse en un Estado", ha dicho en el Debate de Política General del Parlament.

En la parte final de su discurso en el pleno, ha afirmado que un fallo condenatorio sería "el punto de inflexión y de no retorno de la legislatura", y se ha ofrecido a canalizar el posible rechazo de los catalanes a la sentencia, que ha vaticinado que será mayoritario.

Avisa de que la violencia "no es el camino"

Torra ha empezado su discurso en el Debate de Política General hablando de los incidentes y episodios violentos que tuvieron lugar el fin de semana pasado y a la conmemoración del 1-O en medio de las movilizaciones de los CDR. Ha definido los incidentes como "hechos aislados que no son representativos" del independentismo, y se ha mostrado confiado que "no se volverán a repetir".

Aún así, no ha dudado en pedir una reflexión. "Hace falta una autocrítica seria. El camino de la independencia no es así", ha sentenciado, y ha defendido que la movilización que necesita el sobiranismo "tiene que ser siempre no violenta, radicalmente no violenta". También ha reclamado "no rebajar la movilización".

Además, el presidente de la Generalitat ha hecho un reproche explícito al independentismo por sus peleas internas. Después de pedir "más determinación" y que los dirigentes "se expliquen más y mejor", Torra ha reiterado su voluntad de "hacer efectiva la república proclamada". Y para hacerlo, ha dicho, hay que "volver al trabajo unitario y que se acabe este mirarse de reojo constante". "El 1-O fue posible por una cadena de complicidades que si no conseguimos rehacer no podremos ganar, y yo quiero que ganemos", ha añadido.

Del mismo modo, al inicio de su discurso también ha hecho referencia explícita a la votación del pleno del Parlament de la mañana de este martes, en la que se ha rechazado la suspensión de los diputados implicados en la causa del 1-O pero se ha aprobado que designen un sustituto. "Estamos dispuestos a defender la soberanía del Parlament y del pueblo de Cataluña siempre y en cualquier circunstancia. Y lamento que en la defensa de la soberanía del Parlament no estemos todos los diputados. No es una cuestión de ideologías. Tenemos que ser todos los demócratas", ha sentenciado.

También ha pedido dejar de "judicializar la política, de silenciar y distorsionar la voz de los ciudadanos del país", ha concluido.

Acusación popular en las causas contra el independentismo

Ha anunciado, asimismo, que la Generalitat se personará como acusación popular en las causas judiciales abiertas en la "persecución" contra el independentismo y la libertad de expresión.

El presidente de la Generalitat dio instrucciones sobre esta decisión durante el Consejo Ejecutivo de este lunes en Sant Julià de Ramis (Girona), en el primer aniversario del 1-O.

En este sentido, Torra ha afirmado que no se puede permitir que se persiga a ciudadanos y representantes políticos por "defender la democracia", el derecho a voto o por pensar como "la mayoría de la sociedad".

Creación de una Secretaría de Infancia, Adolescencia y Juventud

El presidente de la Generalitat ha anunciado, por otro lado, la creación de una Secretaría de Infancia, Adolescencia y Juventud para dar "mejor acogida en Catalunya" a estos colectivos.

También ha explicado que se está preparando una batería de leyes con medidas sobre el envejecimiento y la dependencia, ya que "todas las personas de este país tienen derecho a sacar adelante de manera libre su proyecto de vida".

Sobre la situación de los menores extranjeros no acompañados (Mena), ha previsto que "lleguen más de 3.200 a Catalunya", ha agradecido el trabajo de los consellers de Trabajo e Interior y ha cifrado en 10,5 millones de euros la inversión adicional destinada por la Generalitat para dar respuesta a este colectivo.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.