Miguel Laparra, en comisión parlamentaria
Miguel Laparra, en comisión parlamentaria EUROPA PRESS - Archivo

Un total de 33.838 personas han pasado por el programa de Renta Garantizada en lo que va de año, lo que supone un aumento del 6% respecto a la cifra total de 2016. La estimación es que para final de año se llegue a un aumento de entorno al 10% del total de personas que pasan en términos anuales, ha detallado el vicepresidente de Derechos Sociales del Gobierno foral, Miguel Laparra.

Según ha indicado, se registra "una estabilización y una tendencia decreciente en el número de unidades familiares en el programa" y ha asegurado que "el descenso sería mucho mayor si se recuperaran las prestaciones por desempleo gestionadas a nivel estatal". A este respecto, ha agregado que "el punto culminante fue en marzo de 2018, con 12.820 unidades familiares" en el programa, pero que "ahora mismo, con datos provisionales serían 124 personas las que se habrían reducido en estos meses".

En una comisión parlamentaria, a petición propia y de UPN, Laparra ha detallado que comparando los datos de personas que han pasado en lo que va de año por el programa con los de 2016, "puede verse claramente cómo el aumento en el caso de las mujeres es significativamente superior". Así, "frente al 6% del conjunto de la población, el número de mujeres aumenta un 10% y el número de menores un 12%". Además, en términos de solicitantes, "las mujeres suponen una mayoría, un 57%".

En cuanto a las prestaciones, ha explicado que en lo que va de año la media es de 4.533 euros, lo que supone respecto al año 2016 un aumento de la prestación de la cuantía recibida de un 14%. "Incluso en los hogares unipersonales, sobre los que hubo debate en la aprobación de la nueva ley, la cuantía total recibida no sólo no ha disminuido, sino que ha aumentado un 7% desde 2016 hasta los 3.918 euros", ha valorado Laparra, quien ha reivindicado que "no ha habido pérdida económica".

Según ha expuesto, "especialmente destacable es el tratamiento de las familias con hijos a cargo" y ha resaltado que los hogares monoparentales han registrado un aumento del 29% de las cuantías, y los hogares de parejas con niños un crecimiento del 43%, lo que refleja "un impacto claramente positivo en la reducción de la pobreza infantil y el nivel de protección de las familias con niños".

Asimismo, el vicepresidente de Derechos Sociales ha puesto de manifiesto que casi una de cada cuatro unidades familiares que cobran la Renta Garantizada son de "trabajadores pobres que complementan sus ingresos".

INSERCIÓN LABORAL Y DESVIACIÓN DEL PRESUPUESTO

Por otro lado, Laparra ha asegurado que "la tendencia de la inserción laboral de los perceptores de Renta Garantizada es claramente positiva" y ha destacado que estas personas "cada vez trabajan más y en términos más largos". En este sentido, ha indicado que ha habido un incremento del 57% de media mensual de perceptores de Renta Garantizada contratados.

Sobre la evolución del presupuesto al programa, ha afirmado que "es claramente ascendente en esta legislatura, pasando de un presupuesto que nos encontramos de 37 millones a un presupuesto inicial para 2018 que supone casi 97 millones".

A partir de ahí, ha remarcado, "esperamos una desviación para final de año de aproximadamente un 6,8% respecto a esa cuantía, una desviación que es la menor de toda la serie histórica conocida desde 2005". "Una desviación de un 6,8% en una partida después de una reforma reciente es muy ajustada y para nada preocupante. Es una cifra extremadamente limitada", ha sostenido.

Por otra parte, en cuanto a los tiempos de espera para la incorporación en el programa, Laparra ha remarcado que "mientras que en enero de 2011 la espera era de 3,9 meses con una tramitación de unas 5.000 unidades familiares con prestación en el año; ahora que estamos en 12.696 el periodo se ha reducido a 1,06 meses, por lo que ahora se están valorando las solicitudes del 29 de agosto".

"Se ha conseguido que a pesar de un incremento muy importante de las solicitudes, un 147%, se ha reducido el tiempo en un 73%", ha expuesto el vicepresidente, para agregar que "lo que es más importante es que se ha evitado los cortes en el abono y ya no es necesario contar con los anticipos de Cáritas".

UPN CRITICA "UN EJERCICIO DE AUTOCOMPLACENCIA ENFERMIZA"

En el turno de los grupos parlamentarios, Maribel García Malo, de UPN, ha destacado que "muy bien" tiene que estar haciendo la formación regionalista su labor de oposición cuando el Gobierno "lejos de presentar sus propias iniciativas, copia las que planteamos nosotros", ya que, según ha dicho, registró una semana más tarde que su partido la solicitud de comparecencia sobre la Renta Garantizada en la Cámara.

Sobre la intervención del vicepresidente, García Malo ha criticado un "ejercicio de autocomplaecencia enfermizo" que, según ha dicho, "pone de manifiesto una sordera muy importante ante el clamor social". "Las organizaciones sociales están diciendo que está fallando su modelo, que la gente no se está incorporando plenamente en la sociedad y usted, oídos sordos", ha recriminado a Laparra, a quien también ha reprochado que ofrezca "datos sesgados".

Por contra, la parlamentaria de Geroa Bai Isabel Aramburu ha considerado que "los datos actualizados que ha traído el vicepresidente desmontan los argumentos de UPN". Y ha afirmado que con las cifras aportadas "nos reafirmemos en la reforma", ya que "avalan la eficacia y la repercusión que la nueva regulación está teniendo en la cohesión social y en la equidad de la sociedad navarra".

En representación de EH Bildu, Asun Fernández de Garaialde ha puesto en valor "el esfuerzo que se está realizando desde Navarra para la protección social" ante el "descenso" de las prestaciones por desempleo gestionadas a nivel estatal. Además, ha destacado que, según los datos aportados, los perceptores de Renta Garantizada "trabajan más, con mejores contratos y más largos".

Desde Podemos-Orain Bai, Mikel Buil ha defendido que "la cantidad de cifras positivas que arrojan estos dos años de Renta Garantizada es indiscutible" y también ha valorado que "lo que se gasta en Renta Garantizada se ingresa". En su opinión, "con esta prestación se están tapando dos dramas importantes, el empleo precario severo y la reducción de las prestaciones" del Estado.

Por parte del PSN, Nuria Medina ha opinado que "uno de los mayores problemas" del Departamento de Laparra ha sido su "falta de autocrítica" y "humildad" que, según ha dicho, "hoy nos lleva de nuevo a visualizar un nuevo fracaso en las políticas de inclusión social". También ha criticado que el vicepresidente "coja las cifras que mejor" le vienen para sus argumentos.

El parlamentario del PPN Javier García, por su parte, ha opinado que "en todo aquello que mal empieza, el resultado no es del todo favorable" y ha criticado "el juego de cifras" que ha hecho Laparra sobre el programa. "La Renta Garantizada está siendo un fiasco, no está sirviendo para fomentar la inclusión social y garantizar el empleo", ha planteado.

Finalmente, José Miguel Nuin, de Izquierda-Ezkerra, ha asegurado que el actual programa "garantiza una cobertura mucho mejor en la lucha contra la pobreza severa" y ha considerado "increíble" que con los datos expuestos por el vicepresidente "otra vez el tripartito de la oposición hable de fracaso".

Consulta aquí más noticias de Navarra.