Las malas hierbas crecen en los márgenes de la escultura de Richard Serra 'El muro', elemento característico de la plaza de la Palmera de Sant Martí.
Las malas hierbas crecen en los márgenes de la escultura de Richard Serra 'El muro', elemento característico de la plaza de la Palmera de Sant Martí. AAVV LA PALMERA CENTRO

Vecinos y usuarios de la plaza de la Palmera del barrio de La Verneda, en el distrito de Sant Martí de Barcelona, están  molestos con Parcs i Jardins y con los efectivos de mantenimiento del espacio público del Ajuntament. Creen que su labor en esta zona verde, importante para un barrio densamente poblado y falto de balones de oxígeno como este, es insuficiente, a juzgar por el estado de dejadez de sus bancos, aceras y adoquinados.

No están contentos con el aspecto que luce la plaza y, además, aseguran que este no es fruto de un abandono "de un día ni de dos". De hecho, si se hace una visita a este espacio público, se pueden ver fácilmente cómo las malas hierbas rodean su elemento más característico, la escultura El muro del artista Richard Serra. Y como uno de estos muros tiene desperfectos en el extremo que da a la calle Concili de Trento.

En la glorieta de la plaza tampoco se pueden celebrar las numerosas actividades ciudadanas y vecinales que se organizan en el barrio. Los adoquines se mueven y las personas "se caen". Los agujeros que hacen los perros en la zona de arena no se tapan y los bancos, que fueron renovados hace año y medio, están visiblemente deteriorados, y los de piedra se están rajando. Esta lista de desperfectos la detalla a 20minutos.es la Asociación de Vecinos de La Palmera Centro.

La palmera, reseca

El estado general de dejadez también afecta a la emblemática palmera que da nombre a la plaza, que reemplazó a la original en 2016.  Su aspecto es desmejorado y sus hojas están "resecas", confirma desde la asociación vecinal Salvador Mañosas.

La palmera original, con más de 130 años de antigüedad, se cambió debido a la plaga que afectó a estos ejemplares en Barcelona. "No pasan ni a regarla", se lamenta Mañosas.

Plan de remodelación aprobado pero sin concretar

Los vecinos se quejan de que, a pesar de que en la pasada primavera el Consell del Districte de Sant Martí aprobó un plan de remodelación para la plaza, este "aún no se ha concretado ni en presupuesto, ni en acciones ni en fechas de ejecución" a los residentes.

Por su parte, el Ajuntament, consultado por este diario, asegura que la plaza no tiene problemas de mantenimiento sino que es "antigua" y no le consta "deterioro". Mientras los responsables vecinales aprovecharán la celebración del próximo plenario de distrito para exigir una solución a esta plaza que constituyó toda una conquista vecinal cuando se inauguró en 1984.

La asociación ha colgado en su página de Facebook su denuncia por la situación que atraviesa el espacio, que ilustran con abundante material gráfico de los desperfectos con los que conviven cada día sus usuarios. Han recibido más de 4.151 visitas en pocos días.

'El muro' de Richard Serra

La plaza de la Palmera está presidida desde 1984 por un muro obra del escultor norteamericano Richard Serra, Premio Príncipe de Asturias de las Artes en 2010, y que fue su primer trabajo instalado en un lugar público en España. La palmera original era la misma que acogía el patio de la fábrica Bidonsa Ballester, que al demolerse dio lugar a la plaza, manteniendo una de las chimeneas. La actual es una Palma de Brasil, una especie que no es autóctona de Barcelona pero que se adapta muy bien al clima de la capital catalana.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.