Guardia Civil en Degaña
Un miembro de la Guardia Civil trabaja en el domicilio de la localidad asturiana de Degaña. J.L.Cereijido / EFE

La Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil ha dado un impulso a la investigación del asesinato de la joven Sheila Barrero, perpetrado hace ya 14 años, lo que ha llevado a las autoridades judiciales asturianas a la reapertura del caso.

El Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA) ha informado hoy de que la causa ha sido reabierta, sin especificar más detalles ante el secreto de las actuaciones.

Sheila Barrero, de 22 años, fue asesinada el 25 de enero de 2004 cuando regresaba a su domicilio en la localidad asturiana de Degaña tras finalizar su jornada como camarera en un pub de Villablino (León).

Su cadáver fue descubierto por su hermano en el interior de su vehículo y, según constató la autopsia, recibió un disparo efectuado a corta distancia. La familia ha pedido en numerosas ocasiones la reapertura del caso y aunque inicialmente se tomó declaración como investigado a una antigua pareja sentimental de la joven, quien había sido detenido seis meses después del crimen, finalmente fue puesto en libertad al no haber contra él pruebas concluyentes.

Los integrantes de la UCO se reunieron con representantes de la Fiscalía Superior del Principado de Asturias y del TSJA el pasado mes de septiembre para analizar este tema, según han indicado fuentes de la Fiscalía, que han apelado igualmente al secreto de las diligencias para no facilitar datos que puedan entorpecer la investigación.

Consulta aquí más noticias de Asturias.