La arquitectura diseñada por el equipo de investigadores de la UGR puede resultar especialmente útil en situaciones de emergencia, en las que garantizar la colaboración es de especial relevancia para los equipos de rescate después de un desastre natural o ataque terrorista.

La arquitectura está ideada para ofrecer servicios de forma dinámica y lo más descentralizada posible, operando incluso sobre redes móviles ad hoc, lo cual quiere decir que no depende de una infraestructura de comunicación externa, como, por ejemplo, puntos de acceso centralizados o conexión a Internet, sino que los propios dispositivos móviles son los únicos actores implicados.

Éstos actúan como emisores, destinatarios y enlaces de la comunicación. De esta forma, los móviles reciben y envían datos dentro de una red colaborativa que puede ser conformada y trasladada hacia donde los usuarios requieran en todo momento.

Consulta aquí más noticias de Granada.