La Mesa del Parlament en la sala de plenos
La Mesa del Parlament en la sala de plenos PARLAMENT IB - Archivo

En la declaración, que ha leído la secretaria primera de la Mesa del Parlament, Joana Aina Campomar, se destaca que esta ley supuso una especial protección, por primera vez, a colectivos como niños y menores de edad, embarazadas, ancianos, enfermos y personas con discapacidad.

La norma supuso también asumir la competencia en el control de mercado, atención a los consumidores, información y educación y la creación del Consell de Consum.

Con la declaración, los diputados constatan que quedan "muchos retos" por afrontar "en un mundo globalizado, en un mercado cambiante, donde las relaciones de consumo son más dinámicas y complejas".

"Por ello, es necesario un compromiso firme, por parte de agentes sociales y políticos. Sólo de esta forma conseguiremos una sociedad más comprometida, responsable y educada en los derechos y deberes que tenemos las personas consumidoras", concluye.