La Policía francesa ha informado de que el padre de Sabadell que lanzó su coche, en el que viajaba con su hijo, por un precipicio en Portbou en septiembre lo hizo de forma premeditada y con la intención de acabar con la vida de ambos. La prueba definitiva ha sido el hallazgo de una nota en el interior de una maleta en el borde del acantilado por el que se precipitó.

El hombre, vecino de Sabadell, estaba divorciado de la madre de Eloi, un niño de 6 años que pasaba unos días de vacaciones con su progenitor. El día anterior a que este padre matara a su hijo y a si mismo en un acantilado, la madre había denunciado ante los Mossos que el padre no se lo había devuelto el día convenido a la hora acordada.

Ahora se ha sabido que el padre precipitó intencionadamente el coche por un barranco de unos 20 metros en la carretera que une Portbou y Cerbère, en la zona conocida como Cap de Cervera.

Caso de violencia machista

Al parecer, según ha señalado este martes el Ayuntamiento de Sabadell en en un comunicado, la investigación hecha por la policía francesa apunta a que se trataría de un asesinato, por lo que el pequeño habría muerto en condiciones de violencia a manos de su progenitor, lo que lo convierte en un nuevo caso de violencia machista.

El consistorio de Sabadell, junto a la Mesa de Género, Feminismos y LGTBI, han convocado hoy una concentración de rechazo ante este suceso, que ha conmocionado a la comunidad donde estudiaba el pequeño, la escuela Enric Casassas.

"Queremos transmitir toda nuestra fuerza, amor y solidaridad a la familia y en su entorno cercano, para que sepan que en estos momentos de dolor profundo no están solos ni solas", señala el colectivo en el manifiesto.

"Las agresiones que se producen a través de la instrumentalización de los hijos y las hijas con el principal objetivo de dañar la madre suelen producir un daño más profundo que lo que pueda producir cualquier otro tipo de agresión", sigue el texto.

"Ante esto, es evidente que hay que seguir combatiendo la violencia machista en todas sus facetas y en todos los niveles, hay que conseguir una sociedad donde las mujeres podamos vivir libres, sin opresiones y sin miedos, y hay que combatirlo desde la corresponsabilidad de todas y de todos, tanto de la ciudadanía como de las instituciones", apunta el comunicado.

Por ello, el colectivo exige "una respuesta contundente e integral que ponga en el centro las mujeres y que castigue cualquier forma de violencia machista, sea del tipo que sea".

Ya van 27 menores asesinados

De confirmarse este caso, ya son cuatro los menores asesinados por sus padres en lo que va de año, según la estadística de víctimas de violencia de género del Ministerio de Igualdad, tras la muerte el pasado 25 de septiembre de dos hermanas de 3 y 6 años.

Desde 2013, primer año desde el que los niños se contabilizan como víctimas de esta lacra, son ya 27 los menores asesinados por violencia de género contra su madre en España.

La violencia de género, además, ha dejado 25 huérfanos solo en lo que va de año. Además, 38 mujeres han sido asesinadas por sus parejas o exparejas y a 962 han perdido la vida como consecuencia de la violencia machista desde 2003, primer año del que hay datos.