Factura eléctrica y subida de la luz
Torre de alta tensión, en una imagen de archivo. JORGE PARÍS

El precio medio del mercado eléctrico español ha alcanzado en septiembre los 71,3 euros por megavatio hora (MWh), lo que supone un encarecimiento del 45% con respecto al mismo mes del año pasado.

Según datos del 'Barómetro Energético' de la Asociación de Empresas con Gran Consumo de Energía (AEGE), este precio es un 10,8% superior al registrado el pasado mes de agosto.

La cotización del futuro para 2019 del mercado eléctrico español a 28 de septiembre se situaba en los de 60 euros por MWh, un 1,9% más caro que hace un mes, y un 11,1% superior a la cotización del mercado alemán, que era de 54 euros por MWh.

Así, considerando la evolución del mercado diario hasta la fecha y las cotizaciones de los precios futuros hasta fin de año, el precio medio previsto del mercado eléctrico español en 2018 a cierre de año era de 59,5 euros por MWh, un precio 14,1% mayor que el de 2017.

AEGE destacó que, de confirmarse esta previsión, 2018 sería el segundo año con el precio medio del mercado eléctrico más caro desde 1998, tan sólo por detrás de 2008.

El precio mayorista de la electricidad tiene un peso cercano al 35% sobre el recibo final, mientras que alrededor del 40% corresponde a los peajes y cerca del 25% restante, al IVA y al Impuesto de Electricidad.

El mercado mayorista funciona de forma marginalista, de modo que las tecnologías entran por orden de coste y la última de ellas en participar, la más cara, marca el precio para el conjunto.

El Gobierno congeló para 2018, y por quinto año consecutivo, los peajes y cargos eléctricos con los que los consumidores sufragan los costes regulados.

Sexto mes al alza del recibo

De esta manera, este incremento en el precio mayorista de la electricidad supone un aumento de casi el 3,5% con respecto al pasado mes de agosto en el recibo de electricidad de este mes de los consumidores, encadenando así su sexto mes al alza.

En concreto, la factura media para un consumidor doméstico superó en septiembre los 74,66 euros, 2,5 euros más que la correspondiente al mismo periodo el mes pasado.

De este importe de la factura, 14,39 euros corresponden al término fijo, 44,31 euros al consumo, 3 euros al impuesto de electricidad y 12,96 euros al IVA.

Casi un 16% más caro que hace un año

Con respecto al mismo mes del año pasado, el encarecimiento registrado este septiembre en el recido es de casi un 16%, con más de nueve euros.

Esta evolución del precio de la luz corresponde con la factura de un consumidor medio con una potencia contratada de 4,4 kilovatios (kW) y una demanda anual de 3.900 kilovatios hora (kW).

Para contrarrestar esta espiral alcista de la luz, la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, anunció el pasado 19 de septiembre la suspensión del impuesto del 7% a la generación eléctrica, aprobado en 2012 por el anterior Ejecutivo del PP, enmarcada en un paquete de medidas que se impulsará por el Ejecutivo, entre las que también figuran la garantía de cobertura a los consumidores más vulnerables, mejorando el bono social eléctrico y creando un nuevo bono para la calefacción, que estará vigente para este próximo invierno.

En concreto, esta suspensión del impuesto supondrá una rebaja en la factura de la luz para un consumidor doméstico de entre el 2,5% y el 4%, y alrededor del 5% o el 5,5% para el consumidor industrial, según indicó Ribera.

Además, la ministra subrayó la "clara voluntad" del Gobierno de abordar con seriedad la reforma estructural del mercado, asegurar señales fiscales coherentes y regular ordenadamente el almacenamiento para avanzar hacia un modelo energético distribuido, limpio, eficiente y digitalizado.