Trabajador autónomo
Un trabajador hablando por su teléfono móvil. GTRES

Sabido es que la vida del autónomo es dura y más aún en España. También su pensión es menor. Según datos del Ministerio de Trabajo, la pensión media de un trabajador por cuenta propia es un 37% más pequeña.

Más concretamente, la pensión media de los trabajadores autónomos se situó en septiembre en 663,49 euros mensuales, cuando la pensión media de los trabajadores del Régimen General alcanza los mil al mes (1.055,4 euros/mes). La diferencia es del 37%.

Por género, las mujeres autónomas presentaron en septiembre una pensión media 215 euros inferior a la de los varones, lo que en valores relativos supone un 28% menos.

En el caso de la pensión media de jubilación, la diferencia entre las pensión que cobran los autónomos con respecto a la que perciben los trabajadores por cuenta ajena alcanza los 510,3 euros.

En concreto, la pensión media de jubilación de los autónomos se situó en septiembre en 737,79 euros mensuales, un 41% menos que los 1.248,1 euros del Régimen General.

De todos estos datos se ha hecho eco la organización de autónomos Uatae, que considera que el principal reto pendiente en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) es mejorar su protección social.

Y más, destaca Uatae, cuando el Pacto de Toledo acordó una progresiva convergencia en los sistemas de protección y cotización de los trabajadores autónomos y los trabajadores por cuenta ajena.

"Los autónomos queremos introducir proporcionalidad y justicia a nuestras cotizaciones para que nuestras pensiones, especialmente en el caso de jubilación o incapacidad permanente, no sean las más pobres de España", propone la secretaria general de esa organización, María José Landaburu.