Foto de clausura
Foto de clausura FUNDACIÓN AGEING LAB

El congreso ha sido clausurado con la asistencia de la consejera de Igualdad y Políticas Sociales de la de la Junta de Andalucía y presidenta de Honor, María Jóse Sánchez Rubio; el presidente de la Diputación de Jaén, Francisco Reyes; y el presidente de Ageing Lab, Alfonso Cruz, así como numerosos representantes de diversas entidades y empresas que han participado en este encuentro internacional.

En el balance de esta segunda edición de un encuentro bienal que ya se ha posicionado como un observatorio de reflexión internacional del sector destaca la participación de más de 40 empresas del sector Además, las comunicaciones orales han supuesto un aumento de un 400% respecto a la edición anterior.

En cuanto al número de asistentes las cifras, se han dado cita más de 450 profesionales procedentes de 11 países como España, Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Irlanda, Italia, Marruecos, Portugal, República Dominicana y Reino Unido.

La jornada de este viernes ha contado con la intervención de la catedrática de Trabajo Social y Servicios Sociales de la Universidad de Jaén y presidenta del comité científico del congreso, Yolanda de la Fuente, y de la presidenta del Círculo Empresarial de Atención a las Personas (CEAPs), Cinta Pascual, que han expuesto la ponencia 'Envejecimiento Digno como Derecho de Ciudadanía'.

En sus comparecencias han manifestado que las personas son el centro del sistema y que la dignidad implica felicidad, por lo que se trata de llegar a la vejez viviéndola de forma positiva. De este modo, según las expertas, el envejecimiento debe verse como una oportunidad adaptándose los servicios para proporcionar una respuesta a los deseos y necesidades de las personas mayores.

La segunda ponencia ha girado en torno al título '¿Intergeneracionalidad versus soledad?', a cargo del profesor de la Universidad de Granada y experto en programas intergeneracionales, Mariano Sánchez; junto con la directora de Operaciones de la cooperativa andaluza Macrosad, Alicia Carrillo; y la coordinadora del Área Social de la Fundación Amigos de los Mayores, María Pascual.

Esta terna de especialistas ha puesto de relieve que para que una sociedad exista se necesita una conexión entre las sucesivas generaciones. De esta manera, ambos profesionales han recalcado que las personas mayores que están en contacto continuo con generaciones más jóvenes tienen una serie de beneficios cognitivos y emocionales, mientras que en los jóvenes aumenta su autoestima y la confianza en sí mismos, siempre bajo la premisa de que "la intergeneracionalidad crea sociedades más cohesionadas y menos fragmentadas".

Coincidiendo con la celebración del congreso también ha tenido lugar la ceremonia de entrega de los premios Luisa Martínez, concedidos por Ageing Lab. Se trata de unos reconocimientos creados para apoyar e impulsar iniciativas dirigidas a mejorar la vida de las personas mayores que fueron fallados el pasado mes de mayo.

El galardón ha sido otorgado al proyecto Edusmart de la Universidad de Sevilla por su propuesta de relaciones sociales inteligentes a través de recursos tecnológicos y herramientas como la aplicación móvil 'SmartRelationships'.

Consulta aquí más noticias de Jaén.