Eran las nueve de la mañana de este jueves en la facultad de Vicálvaro en la Universidad Rey Juan Carlos (URJC). Diez estudiantes repartían folletos llamando a la huelga a los pocos universitarios que llegaban a clase. Así comenzaba la mañana de una huelga cuyo seguimiento osciló entre el 60% del campus de Vicálvaro hasta el 80% en Fuenlabrada, según las asociaciones estudiantiles que convocaron las protestas.

Los alumnos organizaron una manifestación para pedir la dimisión del rector, Javier Ramos, ante "los numerosos casos" que están dañando la imagen de la universidad. Se referían a los polémicos másteres por los que tuvieron que dimitir Cristina Cifuentes y Carmen Montón, y que todavía afecta judicialmente a Pablo Casado.

Esta semana Ramos declaró "no sentirse presionado" por el máster de Cifuentes, aunque si reconoció varias llamadas del consejero de Educación de la Comunidad de Madrid, Rafael van Grieken, requiriéndole información "insistentemente".

"Unas 2.000 personas" según participantes en la marcha, estuvieron en el acto principal de la jornada de protestas, una manifestación durante la tarde de jueves en Móstoles. Allí se corearon varios cánticos como "ni tratos de favor ni Ramos de rector".  Además los estudiantes secundaron una huelga y organizaron dos encierros en la madrugada anterior.

varias llamadas del consejero, Rafael van Grieken, requiriéndole información "insistentemente".

Ver más en: https://www.20minutos.es/noticia/3449944/0/rector-universidad-rey-juan-carlos-urjc-presiones-master-cifuentes-recibio-repetidas-llamadas/#xtor=AD-15&xts=467263
varias llamadas del consejero, Rafael van Grieken, requiriéndole información "insistentemente".

Ver más en: https://www.20minutos.es/noticia/3449944/0/rector-universidad-rey-juan-carlos-urjc-presiones-master-cifuentes-recibio-repetidas-llamadas/#xtor=AD-15&xts=467263
varias llamadas del consejero, Rafael van Grieken, requiriéndole información "insistentemente".

Ver más en: https://www.20minutos.es/noticia/3449944/0/rector-universidad-rey-juan-carlos-urjc-presiones-master-cifuentes-recibio-repetidas-llamadas/#xtor=AD-15&xts=46726 estudiantes secundaron una huelga, organizaron dos encierros en la madrugada de ayer y participaron por la tarde en una manifestación frente al rectorado de Móstoles, a la que asistieron "unas 2.000 personas", según participantes en la marcha.

Los estudiantes temen que la mala imagen de la universidad por los casos de los másteres puedan afectar a su futuro. Por ello, quieren dejar claro que a ellos "no les regalan nada" y se sienten molestos por estar gastando un tiempo y un dinero que a lo mejor no sirve para nada", según explicaron varios alumnos.

Mirando al futuro, Mónica Seys, estudiante de ADE, piensa que a lo mejor por culpa de esta polémica, contratan a personas de otras "a lo mejor contratan a personas de otras universidades".

Los manifestantes criticaban que los presuntos tratos de favor a los políticos no son "casos aislados", sino que sospechaban que se trata de un "sistema amañado". Concretamente, el manifiesto leído durante la mañana denunciaba: "La mercantilización de lo público se ha cobrado muchas víctimas, entre ellas el estudiantado", al ser "víctima de decretazos y el recorte de becas".

La repercusión de los másteres de Cifuentes, Montón y Casado está provocando que los alumnos de la URJC sean víctimas de bromas constantes. De hecho, este era uno de los principales temas de conversación de la jornada. El estudiante de Periodismo Andrés Ribagorda explicó que en los últimos meses ha sufrido "muchas bromas" al contestar a la pregunta de dónde estudiaba: "El nombre de la universidad ha quedado manchado", lamentó.

La jornada transcurrió con escasos incidentes y en un ambiente pacífico, salvo pequeñas excepciones. Por ejemplo, en Fuenlabrada varios alumnos se encadenaron a la puerta para intentar evitar que los alumnos entraran a clase. Roberto Ugena, uno de los participantes de este piquete, explicó a 20minutos que los pocos estudiantes que se acercaron fueron "bastante compresivos y solidarios" salvo un par de personas que intentaron terminar con el piquete a base de empujones y amenazas.

Durante la noche anterior, varias decenas de estudiantes se encerraron en esta facultad y en la de Aranjuez. Desde este campus, donde pasaron la noche más de 50 personas, consideran necesaria la huelga: "Había que defender la universidad pública".