Primera imagen en Instagram
Esta foto fue la primera publicada en Instagram. Kevin Systrom

Todo tiene una primera vez y resulta curioso comprobar cómo empezó todo en redes sociales que hoy son verdaderos monstruos en la red. Es el caso de Instagram, que echó a andar en 2010 y hoy cuenta ya con más de mil millones de usuarios.

Justo cuando se ha sabido que sus fundadores, Kevin Systrom y Mike Krieger, dejan la compañía, medios como la BBC han recordado la historia detrás de la primera imagen publicada en Instagram.

La primera imagen de esta red social fue tomada por Systrom a un perro callejero mientras ambos estaban sentados junto a un puesto de tacos en México. La tituló 'Test' ya que fue subida unos meses antes de lanzar Instagram, algo que tuvo lugar el 6 de octubre de aquel 2010.

En la imagen se ve al perro y un pie, que no es el de Systrom, sino el de la novia de éste, según cuentan en Time, donde añaden que entonces Instagram no se llamaba así, entonces tenía el nombre provisional de Codename a la espera del definitivo.

Como curiosidad, ya Systrom añadió un filtro a aquella primera imagen: fue el X-PRO2. La foto no tiene mucho más, incluso Systrom bromeó sobre ella en una entrevista en The Daily Telegraph, donde aseguró que "si hubiera sabido que iba a ser la primera foto de lo que hoy es Instagram me habría esforzado un poco más". A día de hoy, la imagen se acerca a los 100.000 'me gusta'.

Systrom y Krieger se conocieron en la Universidad de Stanford, Estados Unidos, y recuerdan que pensaron que todo se les ocurrió cuando se dieron cuenta de que en aquella época había dos cosas que no estaban bien combinadas: aplicaciones para editar fotos y aplicaciones para compartirlas. Idearon entonces una aplicación simple que consistía en compartir fotos y editarlas: había nacido Instagram y su éxito fue inmediato, ya que acabaron aquel 2010 con un millón de usuarios.

Llegó en el momento justo, cuando Facebook para móviles no era nada bueno y Twitter no tenía una forma interesante de compartir fotos. Ahí estaba Instagram para situarse entre ambas. En solo dos años sumaba 50 millones de usuarios y Facebook acabó comprándola por 1.000 millones de dólares en 2012.