Tras casi dos años de negociaciones hasta ahora infructuosas, la Comisión del Pacto de Toledo ha cerrado este miércoles un acuerdo de recomendación para que las pensiones vuelvan a revalorizarse conforme al IPC real, según han confirmadoen rueda de prensa los portavoces del Pacto de los diferentes partidos. El acuerdo llega refrendado por parte de todos los grupos representados en el Congreso de los Diputados salvo Esquerra Republicana.

La portavoz del PSOE en el Pacto, Mercè Perea, ha valorado como un "logro colectivo" este acuerdo, con el que declara que "el consenso vuelve a las pensiones". "Es un esfuerzo de todos que ha aunado las voluntades y da tranquilidad en la sostenibilidad del sistema, no sólo internamente sino para los agentes económicos y sociales".

El diputado del PdeCat Carles Campuzano ha aclarado que este es un "acuerdo de mínimos. Lo que hace este consenso es volver al consenso de 2011", refiriéndose a las recomendaciones que se hicieron en ese año desde el pacto para revalorizar las pensiones al IPC y abrir las puertas a la revalorización por otros factores.

"La comisión considera esencial, a los efectos de generar confianza en la ciudadanía, recuperar el consenso de la Recomendación del Mantenimiento del poder adquisitivo y mejora de las pensiones, aprobada en el año 2011 en el marco de las Recomendaciones del Pacto de Toledo", aclaran en el texto.

Los diputados se mostraron de acuerdo en que la reforma de 2013 que elaboró el Partido Popular para crear el Índice de Revalorización de las Pensiones"contradecía la recomendación del Pacto de Toledo de mantener el poder adquisitivo de los pensionistas", según destacó el portavoz de Ciudadanos, Sergio del Campo. "Debe ser el IPC el eje central por el que mejorar las pensiones", aclaró.

El acuerdo llega en el medio de una tensión marcada por manifestaciones de pensionistas como la de este miércoles, en la que un grupo de personas bloqueó el tráfico de la Carrera de San Jerónimo, en la puerta del Congreso de los Diputados, para exigir un acuerdo.

Las movilizaciones, el "motor" del acuerdo

En ese sentido, el portavoz de Compromís en el Pacto de Toledo, Ignasi Candela, dio las gracias  "a las movilizaciones de sindicatos y pensionistas" por ser "el motor que ha permitido llegar al acuerdo de todos los partidos".

El consenso hecho público ayer –y del que todavía no se conoce el documento al completo– difiere de las declaraciones de este miércoles del secretario de Estado de Seguridad Social, Octavio Granado, que ha abogado por que, a partir de 2020, se pacte un mecanismo de revalorización que tenga en cuenta más indicadores que el IPC, ya que regular las pensiones a través de un solo factor "causa siempre efectos perversos", según las palabras del responsable.

Perea ha respondido a estas declaraciones que el partido socialista está en el Gobierno gracias a un programa electoral que contemplaba el IPC como un índice "transparente".

Los portavoces han recordado que ahora es el Gobierno el que tiene que legislar conforme a las recomendaciones expuestas en el Pacto de Toledo, que no son vinculantes a la hora de una futura reforma de las pensiones en la Cámara Baja.