El alcalde de Sevilla, el socialista Juan Espadas, ha defendido este martes que la subida del 1,7 por ciento elevada al consejo de administración de la Empresa Metropolitana de Aguas (Emasesa) para las tarifas de 2019, consistente en un alza del 3,8 por ciento en la cuota de saneamiento frente a una congelación de la cuota de abastecimiento, es sólo una medida en "estudio" en la que el Gobierno local no insistirá si no cuenta con suficiente "apoyo" del resto de grupos políticos.

En declaraciones a los medios de comunicación, Espadas ha defendido que su "objetivo fiscal" para 2019 consiste en "la congelación de las tasas" e incluso una "rebaja" en aspectos como el impuesto de bienes e inmuebles (IBI) y otras figuras impositivas, si bien ha admitido que el Gobierno local analiza algunas "necesidades de incremento de la fiscalidad en cuestiones muy específicas cuando se requiere hacer inversiones que necesitan nuevos ingresos".

En concreto, ha señalado el alza del 1,7 por ciento en la tarifa de Emasesa elevada al consejo de administración previsto para este jueves en Emasesa, un repunte tarifario "exclusivo" para este servicio y "ligado a un plan de inversiones para los próximos años", toda vez que Espadas ha insistido en que el alza tarifaria se sitúa por debajo de la evolución del IPC.

No obstante, ha aclarado que "en la medida de que suscite un debate en el que no contemos con apoyo de otros grupos", el Gobierno local socialista no seguirá adelante con este alza tarifaria. "Es un tema que haremos más pronto que tarde, en los próximos años, pero que no tiene por qué ser inmediato", ha dicho.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.