Comedor escolar
Imagen de un comedor escolar. COMUNIDAD DE MADRID

La Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (Ceapa) ha presentado este martes su informe sobre el curso escolar 2018-2019, en el que ha dado a conocer, entre otras aspectos, el precio diario del menú en los comedores escolares de toda España.

Según el informe de Ceapa, Baleares es la comunidad donde más cuesta el menú diario de los más pequeños: 6,50 euros, importe que representa además la mayor subida respecto al precio del curso anterior, cuando costaba 5,85 euros al día. Navarra (6,25 euros/día) y Cataluña (6,20 euros/día) aparecen como la segunda y tercera comunidad con los precios de la comida escolar más altos, respectivamente.

En el otro lado de la tabla se encuentran Canarias y Melilla. En ambas comunidades cuesta tres euros al día que los más pequeños coman en el centro donde estudian. Los colegios canarios son, de hecho, los que más han bajado esta tarifa respecto al año pasado, cuando costaba 3,30 euros al día (un 9,09% menos).

Estos son los precios de cada comunidad autónoma, según los datos recabados por la Ceapa:

Centros con cocinas propias

Una de las principales reivindicaciones de la Ceapa y en la que ha hecho especial hincapié durante la rueda de prensa son los comedores escolares y la alimentación ecológica. "Solicitamos la puesta en marcha de actuaciones dirigidas a recuperar las cocinas en los centros educativos y la comida elaborada en ellos diariamente; sin olvidarnos de impulsar el uso de alimentos frescos, de proximidad y temporada y, en lo posible, ecológicos", ha señalado su presidenta Leticia Cardenal.

Según el reciente el informe Los comedores escolares en España. Del diagnóstico a las propuestas de mejora, realizado Carro de Combate, Del Campo al Cole y SEO/BirdLife y con la colaboración de Ceapa, un 36,4% del alumnado de Educación Infantil y el 29,4% de Primaria realizan la principal comida del día en el centro escolar. Además, solo un 36,4% de los centros tenían cocina in situ, mientras que en el 63,6% de los casos la comida se lleva preparada por empresas externas.

Ante esta realidad, la Ceapa apuesta por "una gestión más cercana, asequible para todas las familias, que garantice el control del servicio por parte de la comunidad educativa, que cumpla la función pedagógica y juegue un papel en el desarrollo de la economía local".

La citada investigación señala asimismo "la importancia de mejorar la alimentación en los centros escolares, ya que los menús que se ofrecen no siempre están a la altura del desafío: a menudo, los expertos dan cuenta de un exceso de frituras y alimentos procesados en los menús, frente a una carencia de frutas, verduras y legumbres".

Dicho estudio alerta de que en España existe "una tendencia a la generalización del modelo de subcontratación de la gestión de los comedores escolares, a menudo a través de la línea fría", por el que las empresas abastecen a los centros con platos que han sido preparados con anterioridad en grandes cocinas centrales a kilómetros de distancia y llegan a los pequeños en bandejas que se calientan antes de ser servidas. Un modelo que no convence a los padres y sobre el que cada vez más asociaciones de padres y madres de alumnos ponen el foco. Un negocio, según ellos, "concentrado en cuatro empresas que acaparan el 58% de la restauración colectiva y que se reparten unos 630 millones de euros al año".

Sobre los móviles en la escuela

La Ceapa, que agrupa a casi 12.000 asociaciones de padres y madres de alumnos de toda España, no es partidaria de prohibir el uso de teléfonos móviles en los centros escolares porque considera que "no es la solución" y no se puede "dar la espalda" a las nuevas tecnologías.

"Hay que adaptarse al siglo en el que vivimos", ha afirmado Leticia Cardenal durante la rueda de prensa. "Debemos educar a nuestros hijos e hijas para que hagan un uso responsable de las nuevas tecnologías", ha apostillado.

En su opinión, la solución al uso de smartphones en colegios e institutos debería ser una decisión que tome la comunidad educativa de cada centro. "Nuestra solución iría encaminada a que sea el consejo escolar de cada centro el que, de manera consensuada, llegue a un acuerdo para delimitar o permitir los momentos y lugares en los que puede hacerse uso del móvil", ha planteado Cardenal.

El Gobierno español tiene previsto estudiar una regulación del uso de dispositivos móviles como los smartphones en las aulas, como admitió el Ministerio de Educación y Formación Profesional a principios del mes de septiembre, siguiendo la estela de otros países como Francia, que este curso ha desterrado los móviles de los colegios.