Un informe de la Guardia Civil incluido en el sumario del asesinato del pequeño Gabriel Cruz sostiene que existen "claros indicios" de que la primera hija de Ana Julia Quezada, que murió en 1996 con cuatro años tras supuestamente caerse desde la ventana, fuera la primera víctima mortal de la asesina confesa del 'pescaíto'.

En aquel momento, el juez archivó el caso al entender que la muerte fue "accidental" a causa de un episodio de sonambulismo. La pequeña Ridelca, de cuatro años, se precipitó de madrugada desde un séptimo piso al patio interior del domicilio donde vivía en Burgos con su madre, su padre legal y su hemana menor.

Ana Julia Quezada llegó en 1995 a Burgos procedente de su país natal, la República Dominicana, y se instaló en un piso con esta hija, fruto de una relación anterior con un hombre de su país. Un año después, la niña falleció en lo que fue consideró una muerte accidental y fue la pareja en ese momento de Ana Julia —que no era el padre de la niña— quien encontró su cuerpo. Quezada tiene otra hija de 24 años que vive en Burgos y declaró el pasado de mes de mayo como testigo ante el juez instructor del crimen de Gabriel.

Ahora la Guardia Civil apunta que la muerte violenta de Gabriel Cruz permite "ahondar en la hipótesis de que fuera la propia Ana Julia la que segara la vida de aquella menor", según publica El Periódico.

El nuevo informe señala que el supuesto accidente —la niña tuvo que subirse a una mesa y abrir la ventana y la contraventa— "requiere cierta maña y fuerza", lo cual extraña a la Guardia Civil. Cuando el suceso ocurrió, en la casa se encontraba la madre con sus hijas, el padre estaba trabajando.

Los investigadores también recalcan que en aquel momento Ana Julia no pudo ser interrogada porque sufría "estrés traumático", circunstancia que también adució el día que apareció la camiseta de Gabriel Cruz.

Este mismo informe también recoge, según El Periódico, que el entonces marido de Ana Julia y padre legal de Ridelca, Miguel Ángel Redondo, reveló a la Guardia Civil después del crimen de Gabriel que había sufrido "enfermedades repentidas" que le habían obligado a estar ingresado durante su convivencia con Ana Julia.

Ahora, a raíz de la investigación del asesinato de Gabriel Cruz, los agentes han encontrado un vídeo de Youtube titulado "Diez plantas venenosas más mortales del mundo" entre los archivos favoritos del ordenador de la asesina confesa.