Foto de archivo de cajero automático
Foto de archivo de cajero automático Europa Press - Archivo

Según fuentes policiales, el presunto autor de los hechos pidió a su compañero de piso que le dejara 20 euros y este último, al no tener efectivo y estar interno en el centro hospitalario, le dejó la tarjeta y el número de la clave para que pudiera sacar esa cantidad.

En lugar de hacer lo acordado, el estafador aprovechó la ocasión para efectuar reintegros en cajero hasta sacar todo el dinero que tenía en la cuenta, además del que la tarjeta facilita en calidad de crédito.

Por ello, esta misma semana, el lunes, la víctima presentó una denuncia, en la que explicó que el 25 de agosto había ingresado en el hospital, donde había permanecido hasta el día 7 de septiembre, tiempo en el que su compañero de piso le había cuidado junto con otras dos personas.

En ese periodo, unos días después del ingreso, su acompañante, con 34 antecedentes, le pidió prestados 20 euros y él, al no disponer de efectivo, le dejó su tarjeta bancaria, además de facilitarle el número clave para efectuar extracciones en cajero.

Cuando le dieron el alta, pudo comprobar que su amigo, en diferentes ocasiones, había efectuado reintegros por todo el dinero que tenía en la cuenta y también del que la tarjeta facilita como crédito, en total 739 euros.

Manifestó además que, cuando habló con él, el presunto autor del delito de estafa reconoció los hechos y le pidió un plazo para que pudiera devolverle el dinero, algo que tampoco había cumplido, por lo que presentó la denuncia.

Consulta aquí más noticias de Salamanca.