Carmena quiere resucitar la 'Operación Campamento' construyendo 11.150 viviendas

Vista aérea de parte de los terrenos de la Operación Campamento.
Vista aérea de parte de los terrenos de la Operación Campamento.
SEPES

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha comenzado a recorrer este martes el largo camino electoral hasta los comicios municipales del próximo año. Y lo ha hecho con un potente anuncio urbanístico, uno de los puntos fuertes del Gobierno municipal, sobre todo tras el desbloqueo de la 'Operación Chamartín' tras 25 años de intentos fallidos. 

La actual regidora ha anunciado en el Pleno del Estado de la Ciudad que ha propuesto al Ministerio de Fomento resucitar la denominada 'Operación Campamento' con la construcción de 11.150 viviendas en el suroeste de la capital, la mayoría de protección pública. Eso sí, el nuevo planteamiento de Carmena reduce a la mitad el número de pisos previstos inicialmente.  

"Queremos destacar un proyecto que hemos ofrecido al Ministerio de Fomento y que ofrecemos a Madrid en general. Cuando hablamos de la desigualdad en Madrid sabemos que es como una marcha de leopardo: siempre hay una tensión entre el norte y el sur, por eso queremos que nuestro gran proyecto de futuro sea la AP-123 del suroeste", ha asegurado la alcaldesa.

En concreto, el proyecto contempla en los terrenos en desuso del distrito de Latina que pertenecen al Ministerio de Defensa la construcción de 11.150 viviendas, de las que el 40% serían libres —4.150—, el 37 % serán de protección pública de precio limitado —3.800— y el 23 % de protección pública, de ellas 1.100 en régimen de alquiler. 

La 'Operación Campamento' se puso en marcha en 2005 con la firma de un convenio entre los entonces ministros de Defensa, José Bono, y Vivienda, María Antonia Trujillo, y el entonces alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón (PP), que preveía la construcción hasta 22.100 viviendas en esta zona militar en desuso al oeste de la capital.

Desde entonces, el proyecto se ha encontrado con numerosos obstáculos, como la anulación por parte del Tribunal Supremo de losnuevos barrios previstos en el Plan General de Ordenación Urbana de 1996.

La última intentona la protagonizó el magnate chino Wang Jianlin, propietario del grupo Wanda, accionista del Atlético de Madrid. El empresario estaba dispuesto a invertir 3.000 millones de euros en la construcción de hasta 15.000 viviendas y varios hoteles. El complejo iba a contar con grandes espacios comerciales, recintos para espectáculos y parques de ocio, entre otros. Finalmente, el grupo Wanda descartó la operación a principios de 2016 al no llegar a un acuerdo con Fomento.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento