Rull, Forn, Romeva y Turull llegan a la Audiencia Nacional para declarar
Rull, Forn, Romeva y Turull llegan a la Audiencia Nacional para declarar. EUROPA PRESS - Archivo

La ministra de Justicia, Dolores Delgado, ha asegurado este martes que el Gobierno no da "instrucciones" ni a jueces ni a fiscales sobre la situación de prisión preventiva de los políticos catalanes encarcelados en la causa del procès, sobre los que en los últimos días varios miembros del Gobierno han señalado su preferencia por que quedaran en libertad provisional hasta que eventualmente sean condenados.

"Si hay algo que desde el minuto uno ha hecho este Gobierno es respetar la independencia judicial, la autonomía del Ministerio Fiscal", ha dicho Delgado en el desayuno informativo que ha protagonizado en Madrid.

Según ha dicho, este respeto "se mantiene y se seguirá manteniendo". "Por una razón", ha añadido, "porque esta era una de las cuestiones que nos separaban del PP y del anterior Gobierno", donde ha recordado que su antecesor, Rafael Catalá, fue reprobado por el Congreso por sus injerencias en la Fiscalía.

"Tenemos claro perfectamente lo que se puede decir o no a un juez, la instrucciones que se pueden dar o no, que no se dan", ha advertido la ministra de Justicia, que ha retierado que "no ha habido ninguna interferencia por parte del Gobierno a ningún juez".

Con estas palabras, Delgado ha querido anticiparse a las sospechas de que el Gobierno intentará influir en la Fiscalía para mejorar la situación de los políticos catalanes en prisión preventiva por la causa contra el proceso soberanista en Cataluña.

Hace unas semanas, ERC advirtió al Ejecutivo de que no podía pretender su apoyo a lo Presupuestos Generales del Estado para 2019 mientras haya políticos presos, una teoría que comparte el PdeCAT, para quien, no obstante, la libertad de los políticos catalanes ya "no es una línea roja, pero es una línea importantísima", tal y como afirmó el pasado domingo el diputado soberanista Ferrán Bel en el programa El Objetivo.

Libertad provisional

Las palabras de Bel llegaron después de que a lo largo del fin de semana varios ministros se manifestaran a favor de convertir la prisión preventiva en una libertad provisional. Así lo apuntaron en sendas entrevistas la vicepresidenta, Carmen Calvo, y la ministra de Política Territorial, Meritxel Batet.

Además, la delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera, se manifestó a favor de concederles un indulto, llegado el caso.

Preguntado por estas declaraciones, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, señaló desde Montreal el pasado domingo, en la primera jornada de su viaje a Canadá y EEUU, que en la política catalana había faltado "empatía" hasta ahora y apostó por emprender la vía "política" junto a la vía judicial que, dijo, tiene un recorrido determinado.

Delgado no ha querido este martes opinar sobre si los políticos deberían salir de prisión hasta una eventual condena y se ha limitado a señalar que el Gobierno no ha dado ni dará instrucciones a este respecto.

"No voy a opinar en modo alguno sobre el procedimiento, la causa especial que se está desarrollando en el Tribunal Supremo, porque se está instruyendo, está en la última fase y será lo que decidan los jueces", ha dicho.