«Si las niñas quieren llevar el velo, impedirlo es un retroceso»
Nació en Valencia hace 54 años.

Amparo Sánchez, presidenta del Centro Cultural Islámico de Valencia, explica a 20minutos cómo aborda su mandato.

¿Qué línea va a seguir?

Trabajar con la comunidad musulmana y con la sociedad para tomar conciencia de que todos formamos parte de lo mismo. Quiero tratar el desencuentro entre los medios de comunicación y los musulmanes; éstos se quejan de que los medios los tratan injustamente. También quiero integrar a la mujer musulmana en la sociedad.

¿A través de qué medidas?

Hay que integrar mediante la formación, la educación y el apoyo a las mujeres musulmanas. Ayudarles a conseguir un trabajo, una vivienda digna... además de con campañas de sensibilización, talleres y encuentros.

En el centro hay otras dos mujeres en cargos relevantes.

Sí, en la secretaría del centro y en la comisión de la mujer. ¡Ojalá cunda el ejemplo en otras asociaciones!

¿Qué opina sobre el debate social del velo?

En el islam, los niños están exentos de cualquier obligación religiosa. A veces son las propias niñas las que quieren llevarlo y hay que dejarlas. No permitir que cada uno vista como quiera es un retroceso.

¿Futuros proyectos?

Un congreso sobre Jaume I y los moriscos e impulsar la biblioteca del centro.

Biografía

Nació en Valencia hace 54 años. De padres cristianos, se convirtió al islamismo al casarse con su actual marido, Rachid, hace 11 años.