Mercedes Fernández y David Medina.
Mercedes Fernández y David Medina. EUROPA PRESS.

Fernández ha realizado estas declaraciones este lunes en la Junta Local del PP de Langreo, donde ha aprovechando para decir que la izquierda tiene que pedir perdón por el caso de Villa. En ese sentido, ha afirmado que es necesario poner fin al "régimen" socialista que, a su juicio, existe en Asturias.

Por otro lado, ha hablado de las prioridades del PP, donde no está la oficialidad del asturiano. "Siempre hablamos asturiano en nuestra casa, en el trabajo o con nuestras familias, con naturalidad, pero nos negamos a una oficialidad obligatoria que no admite vuelve atrás", ha indicado.

La líder 'popular' ha alertado que la oficialidad supondría que el asturiano sería obligatorio para los oposiciones y que los empresarios tendrán que rotular en asturiano. "Habrá obligaciones y derechos sin marcha atrás", ha dicho, además de mencionar el coste "de unos cuentos millones de euros" que a su juicio supone poner en marcha la oficialidad.

Así, ha calificado a una Asturias con oficialidad como "la Asturias del pinganillo y la traducción simultanea", algo a lo que se ha negado "porque no es prioridad y no hay una demanda mayoritaria e importante que reivindiquen la oficialidad".

En ese sentido, frente a temas como la oficialidad "que es en lo que está la izquierda", Fernández ha puesto de ejemplo a Galicia como "ejemplo de pujanza de crecimiento económico y de abrirse al mundo como no hay muchas comunidades en el conjunto de España". "Es el espejo donde nos tenemos que mirar", ha sentenciado.

Consulta aquí más noticias de Asturias.