Playa de las Catedrales
Playa de las Catedrales CEDIDA - Archivo

En su auto, al que tuvo acceso Europa Press en fuentes jurídicas, la Sección Segunda de la Audiencia de Lugo advierte de que "antes de adoptar cualquier decisión que ponga fin a la investigación,siquiera sea de manera provisional, a la Sala le parece prudente el concretar determinados datos que puedan permitir adoptar una resolución que suponga un pronunciamiento más seguro en lo que se refiere a la posible responsabilidad de alguno de los intervinientes".

Así, el tribunal estima preciso que la Guardia Civil realice la correspondiente investigación con la declaración, "en calidad de investigados", de los dos vigilantes de la playa y averiguar, si ello es posible, los lugares y las horas concretas en las que se produjeron los correspondientes desprendimientos y cuándo se realizaron los avisos.

"Luego de realizadas tales diligencias y cuantas el instructor considere procedentes y que surjan a lo largo de la investigación podrá concluirse lo que se considere procedente. Por ello, y en este momento inicial, la Sala considera que no procede, ad limine, la resolución de sobreseimiento que es la ahora recurrida".

La investigación había sido sobreseída en vía penal por parte del Juzgado de Instrucción número 1 de Mondoñedo (Lugo) al no observar la juez indicio alguno de criminalidad en los hechos, que fueron calificados como un trágico accidente, y apuntar que a lo sumo podría caber algún reproche civil o administrativo.

El archivo fue recurrido por la familia de la fallecida, que insiste en la responsabilidad de las distintas administraciones por un delito de comisión por omisión de un homicidio por imprudencia grave o menos grave, al entender que era sobradamente conocido por éstas que el escenario en el que se produjo el accidente presentaba un grave problema de inestabilidad en todas sus estructuras ecológicas, y pese a ello se mantuvo abierta al público la playa, cometiendo una imprudencia grave.

La joven Irene Baladrón, residente en Laguna de Duero y a punto de graduarse en Derecho en la Universidad de Valladolid, se encontraba de visita en Ribadeo el pasado día 31 de marzo en compañía de su novio cuando el deprendimiento de unas piedras en la playa de Las Catedrales la alcanzó mortalmente.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.