En un comunicado, el partido regionalista ha recordado que interpuso una querella el pasado 31 de agosto contra María Solana en la que se le acusa de "la posible comisión de tres delitos: prevaricación administrativa; malversación por omisión, al permitir con la tolerancia de la ocupación que terceros hagan un uso y disfrute irregular de un bien inmueble titularidad del Gobierno de Navarra; y omisión del deber de perseguir delitos, en este caso contra el patrimonio histórico".

"El Palacio Marqués de Rozalejo es un edificio del siglo XVIII, propiedad del Gobierno de Navarra, que goza de un grado de protección especial por su valor histórico y arquitectónico en el que, según se ha sabido, los okupas han realizado obras ilegales sin control alguno por parte de la Administración", ha remarcado UPN.

Según ha expuesto, "como partido mayoritario de Navarra, cumple con su obligación de denunciar ante la Justicia una serie de hechos que consideramos que podrían ser delictivos". Además, para los regionalistas, "resulta intolerable que el Gobierno de Navarra esté permitiendo la ocupación ilegal de un edificio propiedad de todos los navarros, mandando así un mensaje de que con violencia y saltándose la ley en Navarra se consigue todo".

Consulta aquí más noticias de Navarra.