Cabrejas, a preguntas de los medios en el acto con motivo del Día de la Merced, patrona de prisiones, ha explicado que se detectó "hace unos 10 días", gracias al Servicio de Información de la Subdirección de Regímenes de Seguridad y la Jefatura del Servicio.

Cuando se localizó, los dos internos de la celda en la que se detectó "habían roto uno de los tabiques que dan a la cámara de aire" de las paredes de la celda, si bien, detrás de ésta, ha añadido el director de la prisión, "hay un muro de 26 centímetros de grosor", que habían empezado a "horadar".

Para Cabrejas, "con independencia" de la viabilidad que hubiera podido tener ese intento de fuga, sí ha sido un episodio que les hace "tener que estar más alerta" porque, ha argumentado, "no es algo que se preveía" en un centro como el albaceteño.

Según su director, un caso como éste "no había pasado" en todo el tiempo en que lleva la prisión abierta, que son ya 37 años.

Javier Cabrejas ha resaltado que en estas instalaciones penitenciarias se hacen "periódicamente" revisiones de celda y eso ha permitido detectar que, al parecer, "no hacía mucho tiempo que habían empezado" a realizar el butrón.

Según ha manifestado, las posibilidades de que el intento de fuga por esta vía hubieran fructificado "eran muy lejanas" y ha aplaudido la "rápida respuesta" de los Servicios de Información y de los funcionarios, que han permitido que se haya "atajado a tiempo" el incidente.

Consulta aquí más noticias de Albacete.